El famoso “dating-show” que se emite en Cuatro es un éxito de audiencia gracias a las historias que surgen en su famoso restaurante. Por ejemplo, una comensal que fue buscando el amor, se indignó cuando se enteró que su cita era un amante de los toros y llevaba una bandera con la bandera de España. La joven no tuvo filtros y le preguntó si era votante del partido de ultraderecha, VOX.

El programa tenía como objetivo que Claudia y David salieran siendo pareja, pero la noche no terminó como ellos se esperaban, ni mucho menos

Desde que el programa se estrenó en el mes de abril del año 2016, miles de personas han pasado por el famoso restaurante buscando el amor.

Pero la mayoría no ha logrado encontrar su media naranja en este formato que se ha convertido en un clásico de Mediaset presentado por Carlos Sobera. El programa no logró triunfar en el caso de los jóvenes David y Claudia, dos chicos que la cadena Mediaset consideraba que podrían emparejarse. David, por ejemplo, es un hombre natural de la localidad madrileña de Fuenlabrada y que adora su pueblo, Albalate de las Nogueras. Llegaba al programa para encontrar el amor y, después de un cuestionario, el programa consideraba que podría emparejarse con Claudia, una joven de 18 años que se autodefinía como muy “alocada”.

Pero, desde un primer momento, no había nada en común entre ambos, por lo que sorprendía que el programa hubiera tomado la decisión de sentarlos juntos en la misma mesa. A pesar de las grandes diferencias entre ambos, lograron ser cordiales ante la cita y aceptaron sentarse juntos a cenar. Sin embargo, el problema fue a la hora de tratar los gustos de la pareja. Cuando el joven le dijo que le gustaban los toros, a Claudia no le podía horrorizar más, ya que no le entraba en la cabeza que le pudiera gustar algo así.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión Sálvame

La joven alucinaba cada vez que descubría algo nuevo de su cita

El joven intentó defenderse asegurando que el toro de Lidia solo vale para eso. Todo el mundo come carne y él prefiere comer carne de un toro que, durante sus cinco años de existencia, ha vivido como un auténtico rey. Claudia le contestó que es similar a tener un gato, cuidarlo y mimarlo para después torturarlo en una plaza.

Ambos comenzaron un debate sobre el tema y la joven fue la que tomó la decisión de zanjar el tema, ya que ninguno de los dos se ponían de acuerdo.

Minutos después, la joven volvió a horrorizarse ante la circunstancias de que la joven llevaba una bandera de España en la muñeca del brazo derecho del joven. Ante el gusto por la tauromaquia, la bandera de España... seguro que es votante de VOX. El joven le dijo que No, atónito por lo que acaba de escuchar, y le añadió que había que respetar todo tipo de ideas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más