Terelu Campos ha decidido hablar, en una entrevista exclusiva en la revista Lecturas, por primera vez, desde que dio el paso de abandonar “Sálvame”. En dicha publicación asegura que llegó a tener que estar medicada para poder aguantar el ritmo del programa y, sobre sus antiguos compañeros, sin duda, señala que han sido una verdadera decepción.

Hoy en día, la relación entre la familia Campos y "Sálvame" es pésima

A lo largo de la entrevista, la presentadora demuestra que se siente muy dolida por todo lo que ha pasado tras su marcha de “Sálvame”.

Han pasado siete meses desde que tomó esa decisión en medio de un ataque de ansiedad cuando defendía a su hermana, Carmen Borrego, de los ataques por parte de sus compañeros.

Ahora, la hija de María Teresa Campos ha decidido romper su silencio, decir lo que piensa de los que fueron sus sus compañeros durante muchos años y denunciar los comentarios que más daño les han hecho. Sin duda esta entrevista demuestra que ya no hay vuelta atrás para las dos partes, sobre todo, para la familia Campos.

Desde el pasado mes de abril, cuando tomó la decisión de abandonar el programa, Terelu reconoce que no ha vuelto a ver ni un minuto de programa.

Tampoco ve el programa presentado por su ex-compañera, María Patiño, “Socialité”.

La guerra se ha recrudecido después de que María Patiño, le enviase un duro mensaje a Carmen la semana pasada. Durante seis minutos, la periodista la catalogó, entre otras cosas, de mentirosa y chantajista emocional. Terelu reconoce que existe un gran distanciamiento con María, la que fuera amiga inseparable de Terelu y que estuvo a su lado en el peor momento de su vida.

Terelu tiene claro que no va volver a “Sálvame” después de todo lo que vivió aquella tarde en la que terminó con un ataque de ansiedad y en la que descubrió una cara de sus compañeros que le ha decepcionado gravemente.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Telecinco Televisión

Por otro lado, las tardes en el programa eran cada vez más amargas y acabó sufriendo ansiedad y estrés, por lo que se vio obligada a medicalizarse para poder hacer frente al programa. En un momento dado tuvo que pensar en su salud mental y física. Y tiene claro que puede contar con los dedos de una mano las personas que forman parte del programa que, en diez años, se han preocupado por su estado de salud.

Sin duda la compañera que más le ha defraudado ha sido Mila Ximénez, la cual, se saltó una línea insalvable a pesar de los años de amistad que les unía.

A pesar de todas las experiencias vividas juntas, la presentadora no puede perdonar que atacase a su hija Alejandra como lo hizo. También le duele el desprecio con el que habla de ella su ex-compañero, Kiko Hernández, al que consideraba un compañero y le demostró que no lo era.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más