El cantante Justin Bieber está pasando una etapa agridulce en su vida. Por un lado, se ha casado en una ceremonia con su mujer, Hailey Baldwin. Pero, por otro, ha vuelto a ser duramente criticado por los animalistas, por su forma de ver la tenencia de Animales.

El cantante se habría gastado la cantidad de 30.000 euros en adquirir dos gatos exóticos, en vez de apostar por la adopción, como apuestan los amantes de los animales. Pero, el cantante de nacionalidad canadiense no se ha callado y no ha dudado en contestar a las críticas con muchas dureza.

El cantante se ha gastado 30.000 euros en comprar dos gatos exóticos

Y, si no fuera suficiente, el cantante se ha dedicado a mostrar a los animales en las redes sociales, como si fueran su último capricho. No es la primera vez que el cantante acaba en el centro de las críticas por comprar animales exóticos por mero capricho.

En este caso, el cantante se ha encontrado con las duras críticas por parte de PETA (una de las organizaciones animalistas más poderosas a nivel mundial) que no ha dudado en recriminar al artista que haya comprado los dos ejemplares de gato exótico para tenerlos como mascota.

No solo es criticable que pague una cantidad tan alta, también, que no haya adoptado cuando hay miles de animales en los centros esperando una familia que les quiera.

El cantante ha vuelto a demostrar que no lleva nada bien que le llamen la atención o que no le aplaudan todo lo que hace

Justin Bieber parece que no lleva nada bien las críticas y ha acabado contestando a los responsables de PETA con un “PETA que te den”.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

El cantante ha aquirido a Sushi y Tuna (“atún” en lengua inglesa), dos ejemplares de la raza Savannah, un tipo de gato exótico que se ha puesto de moda entre los ricos, ya que, es un cruce entre gato doméstico y la raza del serval africano.

Viendo las fotos que ha subido el Bieber a sus redes, parecen dos linces en tamaño pequeño. Pero, en realidad, son dos simples gatos exóticos y mucho más caros, que se han convertido en el último capricho de los más ricos.

Varios medios de comunicación han publicado que el cantante compró estos dos ejempares en un criadero de lujo conocido como Select Exotics localizado en Illinois. Por uno de los ejemplares llegó a pagar 20.000 euros, por el segundo, le hicieron una rebaja y "solo" pagó 15.000.

PETA, una conocida ONG en defensa de los derechos de los animales, ha criticado duramente al cantante al ver las imágenes que sube de sus nuevas mascotas en sus redes sociales.

Las críticas, principalmente, son por el poder que tiene el cantante entre sus seguidores y podría poner de moda adoptar un gato de un refugio en vez de contribuir a uno de los grandes males de la actualidad: la superpoblación animal.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más