Meghan Markle ha vuelto a ser duramente criticada por los medios de comunicación británicos por la manera en la que coge en brazos a su hijo Archie. El pasado miércoles 10 de julio, la Duquesa de Sussex decidió llevar al pequeño Archie a un partido de polo, con carácter benéfico, en el que participó su marido, el príncipe Enrique.

Pero la manera tan inusual en la que Markle cogía al bebé en brazos ha provocado que sea el foco de durísimas críticas. Parece que todo lo que haga la Mujer de Harry es suficiente para ser criticado, de manera dura por los medios de comunicación del país.

Meghan Markle coge de forma inusual a su hijo Archie

Las fotografías publicadas fueron realizadas en el Club de Polo “Billingbear” en la localidad de Bekshire. En las imágenes, se puede ver a la propia Meghan llevando en brazos al pequeño Archie y, por esa razón, las críticas han sido crueles por este motivo. Meghan le da besos al pequeño y muestras de cariño mientras lo tiene en brazos, pero el problema es cómo lo coge en brazos.

Incluso hubo testigos que aseguraban que Meghan estaba incómoda y que parecía que en cualquier momento su hijo iba a acabar en el suelo si Archie se movía un poco, por la manera en la que lo cogía.

El bebé iba sin sombrero y sin calcetines, a pesar de que hacía mucho calor y había momentos en los que estaban al sol. Pero, en esta ocasión, Meghan Markle tuvo a personas que la apoyaron, ya que se quejaron de que se le exija tanto a la Duquesa de Sussex, cuando hay madres que no saben cómo coger a su bebé durante varios meses, y que se trata de un auténtico proceso de adaptación y en el caso de los miembros de la Casa Real, es parecido. Aseguran que los royals también son seres humanos, aunque no nos acordemos.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Casa Real

Las imágenes muestran a Meghan Markle cariñosa con su bebé

Las redes en Reino Unido han explicado que las críticas no proceden por el hecho de cogerle mal en brazos. Las críticas proceden por no querer mostrar al niño a las cámaras, por intentar, en todo momento, mantenerlo lejos de los periodistas. Hay que recordar que los Duques de Sussex quieren proteger la privacidad de su hijo.

A pesar de las durísimas críticas, la Duquesa de Sussex sale sonriendo en las imágenes, cuidando y abrazando al pequeño Archie, que se estrenaba en un partido de polo en el que jugaba su padre.

El Príncipe Harry también se mostraba muy contento al poder contar con la presencia de su mujer y su hijo en el evento. Un día muy bonito para la pareja, que se ha visto empañado por las críticas de los medios decomunicación británicos y de los usuarios de Internet.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más