El último capítulo de My Hero Academia, el número 220, ha vuelto a enriquecer el vasto sustrato social presente en el mundo creado por Kohei Horikoshi, y en particular a través de la presentación de una curiosa sociedad secreta que está siendo muy silenciosa pero que es increíblemente peligrosa para todo el mundo, donde ha mostrado ser muy bizarra y sin una gota de misericordia.

Por eso cuando una obra, cualquiera que sea el género, alcanza cierta longevidad, gran parte de su encanto y credibilidad se deriva de la capacidad de su autor para crear un mundo variado, rico, estratificado, de modo que todo adquiera la tridimensionalidad que distingue obras maestras de obras mediocres.

Anuncios

My Hero Academia ha llegado a su capítulo 221, y es por eso que los detalles del escenario, aunque son marginales, tienen una importancia considerable.

La Liga de Villanos es el centro actualmente

La última publicación, que salió hace unos días, confirmó esta verdad también en el trabajo de Kohei Horikoshi. Las primeras páginas, de hecho, se centran en un flashback sobre la Liga de Villanos, precipitados en una crisis que es, entre otras cosas, también económica. Los antagonistas en cuestión han decidido enfrentar las recientes dificultades y robar a organizaciones criminales menores tratando de aprovechar su todavía considerable fuerza de guerra.

Y ese es precisamente uno de los objetivos de esta búsqueda del tesoro que contribuye a profundizar en el mundo de My Hero Academia. Donde nos topamos con lo que es la "Congregación para el rechazo de las criaturas", una especie de sociedad secreta que, aparentemente, hace que la discriminación en contra de los poseedores de habilidades especiales sea su propia ideología de apoyo.

La organización misteriosa se viste con uniforme

Sus ropas recuerdan de alguna manera, como algunos entusiastas lo han notado, a la saga de Harry Potter, que podría verse como una cita invertida de ese movimiento, que se oponía a los seres no mágicos.

Anuncios

Obviamente, la Liga de Villanos toma fácilmente su victoria, así como el botín, que desafortunadamente es mucho menor de lo esperado. A pesar de su breve aparición, las apariencias de los miembros pertenecientes a la "Congregación para el rechazo de las criaturas" ayudan a dar forma a un mundo más completo dentro de la serie dado que, como todo autor sabe, la grandeza se logra a través de los detalles.

Sabiendo que en las profundidades de la sociedad de My Hero Academia se esconde una subcultura que se comporta como una sociedad secreta, con rituales religiosos e ideales esencialmente racistas, sin duda nos ayuda a percibir el universo de Kohei Horikoshi como algo considerablemente más verdadero.