La pareja que está compuesta por el hijo de la tonadillera Isabel Pantoja, Kiko Rivera, e Irene Rosales ha estado en el ojo de la prensa por las constantes discusiones que tiene en el reality GH DÚO. Esta vez el detonante de la discusión ha sido una salsa para los espaguetis, concretamente el ketchup. A Kiko Rivera no le ha gustado la manera en que su esposa se refirió a la forma en que el Dj prepara la salsa de tomate. Irene Rosales dijo que simplemente su esposo no freía suficientemente la cebolla, el ajo y los tomates.

Proceso de la discusión

La pareja estaba reunida en el patio de la casa que hace de su hogar mientras está en el reality show hablando junto a María Jesús. Estaban hablando acerca de la comida que iban a preparar y en ese momento fue cuando la esposa del famoso Dj dio su punto de vista acerca de las habilidades de cocina de Rivera.

Al Dj no le gustaron las palabras de su esposa y dejó en claro que de ahora en adelante iba a ser ella quien preparará la salsa para los espaguetis.

Rosales, que estaba preparando ya la salsa, le comentó a su marido que ella no se había molestado y que estaba cocinando la salsa de tomates como sabe hacerlo.

Kiko le explicó que él sabía de cocina lo que ella le había enseñado, que él también tenía derecho a molestarse y que le había gritado.

Rivera le expresó a Rosales que sus palabras habían sido que él no lo hacía bien. Irene le explicó al hijo del torero que solo había dicho que no le gustaba la forma en que él preparaba la salsa, su marido le replicó que no había sido así y que al desmentir lo que él decía le estaba dejando como un loco.

Paz efímera

Después de varias horas expresando cada uno su punto de vista acerca de lo pasado, hubo un momento de paz y posible reconciliación entre la pareja.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Telecinco Televisión

Kiko se retiró de la cocina para poner un poco de calma entre él y su esposa.

Cuando ya parecía que habían zanjado el tema, volvió la recriminación. Irene solo le explicó a su esposo que no le gustaba su forma de hacer la salsa y quería hacerla de una forma que a ella le gustara.

El Dj seguía expresándole a su mujer que él entendió sus palabras como que no sabía cocinar la salsa. A medida que continuaba la discusión, Rivera amenazó a su mujer con dejarla sola en el reality y abandonar.

Desde que comenzara el concurso la pareja ha mantenido una maravillosa relación, algo que ha sido muy comentado en las redes sociales y muchos medios de comunicación, habiendo recibido comentarios muy positivos en la mayoría de las ocasiones.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más