La muerte de Keith Flint, cantante de la banda de Música electrónica “The Prodigy” ha sido un duro golpe en la industria de la música. Pero, ni 24 horas después de descubrirse su cadáver ya se conocen las causas de su muerte. Iba a empezar gira con el grupo este verano

El cantante y bailarín habría decidido quitarse la vida tras la separación de su mujer, la Dj japonesa Mayumi Kai. Keith Flint pasará a la historia de la música por sus crestas de colores, piercings, tatuajes y atuendos llamativos basados en el punk más extremos, una marca personal que hacia fácil de reconocer al cantante de uno de los grupos pioneros de la música electrónica y más transgresora.

Anuncios

Finalmente, su muerte ha sido por suicidio

Finalmente, su muerte ha sido por suicidio. Según el periódico inglés “Daily Mail”, la causa de tomar esta decisión habría sido una espiral depresiva en la que había caído tras la separación de su esposa hace unos pocos días.

La separación con la que ha sido su pareja en los últimos años, la modelo y también DJ, la japonesa Mayumi Kai, le habría obligado a tener que poner en venta su residencia en Essex, en las afueras de Londres, una tradicional casa de campo donde vivía cuando no estaba de gira.

Según personas de su círculo, la separación le habría llevado a volver a caer en el mundo de las drogas.

En una entrevista para el periódico “The Sun”, el cantante ya había confesado que llegó a consumir grandes cantidades de cocaína, alcohol y marihuana. Incluso drogas sintéticas. Llegaba a poner las pastillas en fila y consumía una tras otra hasta caer inconsciente. Por esa razón había decidido irse a vivir al campo: para alejarse de ese tipo de adicciones y tener una vida más tranquila.

Hace unos años habló del suicidio en una entrevista

En el año 2015, en una entrevista para “FHM”, el cantante había admitido que cuando dejase de ser independiente, cuando empezase a “cagarse en la cama”, tomaría la decisión de terminar con su vida.

Anuncios

Aunque, después, admitiría que no sería capaz de dar el paso ya que era muy cobarde.

Fue el compositor y miembro principal de “The Prodigy”, Liam Howlett, quién confirmó que su compañero había decidido quitarse la vida, a través de su propio perfil en Instagram, después de que se publicase la noticia de que la policía había encontrado el cuerpo del artista en su domicilio.

Liam Howlett confesó sentirse cabreado, con el corazón roto y confuso a causa de la decisión tomada por su compañero. El grupo acababa de sacar un nuevo disco al mercado y estaba a punto de irse de gira todo el verano.