Aunque Belén Esteban se encuentra feliz por ganar todos los juicios que ha tenido respecto a las denuncias que interpuso a su ex representante, Toño Sanchís y, además, por tener mucha ilusión para que llegue el día de su boda son su pareja, se siente preocupada por el estado de salud de dos de sus pilares en la vida como son su madre y su hermano.

El estado de salud de su hermano

Belén Esteban a pesar de contar todo lo que ha sucedido en su vida sin ningún tapujo hay situaciones, muy personales, para ella que ha decidido no contar hasta hace poco.

Con el ingreso hospitalario de María José Campanario que la ha afectado también. Belén no ha podido evitar hablar de ello en el programa Sálvame contando que también está viviendo de cerca lo duro que es la enfermedad que padece la mujer de Jesulín de Ubrique, la fibromialgia.

Belén Esteban confesó entre lagrimas que su hermano padece fibromialgia, la misma enfermedad que la mujer del torero y que, en su caso, está tan avanzada que no puede moverse y ha tenido que utilizar una silla de ruedas. Esta situación le ha emocionado notablemente a Belén ya que ella solo desea que el día de su boda con su pareja Miguel, el próximo 22 de junio, su hermano disfrute de la ceremonia todo lo que sea posible.

Preocupada por su madre Carmen

La colaboradora de Sálvame también se encuentra muy preocupada por el estado de salud en el que se encuentra su madre Carmen. Aunque Belén no ha querido decir, exactamente, que dolencia tiene su madre; ella ha mostrado su preocupación sin ningún problema y desea que se encuentre mejor, poco a poco, y que también disfrute del día más importante de su vida a su lado. "Ella ha sufrido mucho por mi y ahora ve como estoy ahora. Mi vida ha dado un giro de 180 grados y eso le hace muy feliz" declaró en una entrevista que le hicieron en la revista "Lecturas".

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Telecinco Sálvame

Por otra parte, una de las preocupaciones de Belén Esteban son los ataques que no deja de recibir de su ex representante Toño Sanchís, quién aún habiendo perdido todos los juicios con Belén no duda en atacarla en otros platós de televisión.

En este sentido, señala que Toño ha comentado que no se cree la relación que tiene con Miguel y que posiblemente no se casen. Esta opinión también la tiene el amigo de Toño Sanchís y compañero de trabajo de Belén Esteban, Kiko Matamoros. Ambos creen que es una boda que se realizará solo por intereses económicos y no por el amor que los dos intentan vender en todo momento.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más