Laura Matamoros, la hija de Kiko Matamoros y colaboradora de espacios televisivos ha hecho sus confesiones más duras en el espacio televisivo en el que colabora actualmente, 'Viva la vida'. La joven, que se separó de su pareja pocos meses después de dar a luz a su hijo Matías, ha revelado en el nuevo espacio de 'Viva la vida' los momentos más duros de su vida e incluso los motivos principales por los que se ha puesto punto y final a la relación con Benji, con quien compartía su vida desde hace varios años.

Anuncios
Anuncios

Se abre en 'Viva la vida' y cuenta la verdad de su separación

Ha sido precisamente en el espacio de 'Viva la vida' denominado: El diván de Pilar Cebrián, donde la colaboradora se ha abierto de par en par confesando los momentos más difíciles de su vida y los ha relatado públicamente. Uno de los más duros, relacionado con la marcha de su padre, Kiko Matamoros, del hogar familiar cuando ella era solo una niña. La joven ha admitido entre lágrimas que estuvo varios días durmiendo en la puerta esperando a que su padre llegara.

Sin embargo, no ha sido la única confesión de la joven, pues Laura ha relatado cómo ha sido romper con Benji, el que fuera su pareja y padre de su único hijo.

Intentó recuperar la relación, pero dejó de tener sentimientos por Benji

La colaboradora admite que Benji es el mejor padre que su hijo podría tener, sin embargo, no es la mejor pareja para ella. De hecho, la joven cuenta que cuando se decidió y dio el paso de contarle a su expareja lo que ocurría, él ya lo sabía.

Anuncios

Ademas, argumenta que para él solo fue un bache, pero para ella no, puesto que sabía que ya se había terminado, de hecho, se forzó pero no pudo porque no le hacía feliz. Por otro lado, Laura ha admitido que no ha habido ningún factor externo que haya propiciado la ruptura con Benji, sino más bien una relación desgastada.

No considera que haya culpables pero atribuye la ruptura a la rapidez de la relación

La joven confiesa afirma además lo doloroso que fue para ella tenerle que plantear a su expareja y padre de su único hijo que lo suyo con ella ya había finalizado.

Además, la joven considera que no existen culpables en su relación, pero detalla la rapidez con la que todo surgió, pues ella se fue a Supervivientes cuando apenas llevaba unos meses con Benji, volvió, se quedó embarazada ese mismo mes y se trasladaron rápidamente a vivir juntos. En definitiva, la joven no se ha recuperado de la ruptura y actualmente tiene custodia compartida con el padre de su hijo y se lamenta de haber querido una familia perfecta y no haberla podido tener porque "no todo es tan fácil".

Anuncios

Haz clic para leer más