Publicidad
Publicidad

El concurso de Kiko Rivera está discurriendo por algunos lugares que, según cuenta la revista Lecturas, jamás se hubieran podido imaginar, ya que se están descubriendo cosas hasta ahora desconocidas como el problema que tuvo el hijo de Isabel Pantoja con las drogas.

Kiko aprovechó en la curva de la vida que dibujó junto con su mujer, Irene Rosales, para abrirse y contar algo a toda España: el problema que había tenido con este tipo de sustancias y lo muchísimo que habían perjudicado a su vida y a sus relaciones con la gente que más le quería.

Kiko Rivera contó los problemas que había sufrido por las adicciones

Aparte de esto, Kiko Rivera contó que se sintió muy identificado con un documental de Netflix llamado 'Avicii', que trataba sobre un DJ que se suicidó debido a un asunto también relacionado con las drogas, y ahí fue cuando decidió tomarse un descanso por depresión y coger la baja en su trabajo.

Publicidad

En un principio, Kiko Rivera no dio explicaciones de por qué cogía está baja, pero ahora toda España ha podido saber el motivo de este retiro.

El DJ ha contado y admitido en público que tuvo un fuerte problema con las adicciones, pero ahora ha decidido abrirse en canal y también contar todo lo que ha sufrido a lo largo de los años y no solamente en el tema personal o con las adicciones, sino también en el terreno económico y familiar.

No tuvo dinero para ayudar a su madre cuando lo necesitó en prisión

El cantante se ha sincerado acerca de las consecuencias que ha sufrido su familia debido a su adicción con las drogas, un drama que en primera persona ha sufrido su mujer, Irene Rosales, y que les ha llevado a tener incluso que pedir dinero a prácticamente toda la familia.

Publicidad

Kiko Rivera ha confesado que a quien más daño ha hecho con este tema ha sido fundamentalmente a su madre y que el día que descubrió que tenía un problema fue además el día en el que su madre, encontrándose en prisión y necesitando dinero, él lo tenía y se lo gastó en sus cosas despreocupándose del problema que podía acaecer.

Asegura que nunca va a ser capaz de perdonarse eso totalmente

Dijo que ese día fue uno de los peores de su vida y que no entendía cómo cuando alguien de su familia y de su sangre necesitaba dinero, él se encontraba gastándoselo en otras cosas y en sí mismo en algo que lo único que hacía era perjudicar su salud. Kiko Rivera admitió que era algo que lo iba a torturar hasta el fin de sus días y que jamás se lo iba a poder perdonar totalmente.

Publicidad