Publicidad
Publicidad

Esperanza Aguirre comenzó de no muy buena manera su participación en Pasapalabra, el popular programa de Telecinco, a pesar que ha causado sensación en la audiencia, pero no de buena manera, sino por la mala suerte que ha tenido en las dos emisiones en las que ha participado.

La exlíder del PP, se notaba que estaba nerviosa durante su debut en Pasapalabra, sabedora que sus fallos iban a provocar una gran variedad de comentarios; tanto en los medios como en las redes sociales. El nerviosismo y la inseguridad era tan patente que, incluso, la audiencia podía palpar.

La participación durante el primer programa

Durante el primer programa en el que Aguirre participó, hizo gala de una lentitud que hizo que se volviera tendencia en Twitter, la popular red social.

Publicidad

Aguirre tardaba hasta diez segundos en dar una respuesta incorrecta; aunado a que no supo resolver de manera correcta las pruebas que se le fueron presentando.

Aparte, también ha recibido muchas críticas por la poca ayuda que le ha prestado a su compañero, no habiendo aportado casi nada a la bolsa de segundos de su equipos. Sin embargo, y a pesar de todo, Aguirre, en ningún momento perdió la compostura, al contrario mantuvo todo el tiempo una sonrisa, sin saber toda la polémica que estaba causando, tanto a Pasapalabra como a su compañero de juego.

Después la falta total de velocidad en las manos, es lo que ha causado los comentarios de la audiencia. Y es que durante la realización de la prueba musical, Esperanza Aguirre se ha quejó varias veces que el pulsador no funcionaba.

Publicidad

A lo que el conductor del programa le ha dicho que no funcionaba, porque otro concursante lo había presionado primero. Lo que hizo que se disculpara ante el presentador.

Esperanza Aguirre anima a los políticos a asistir a Pasapalabra

Aguirre, ha justificado su participación en el programa, aduciendo que ya no se encuentra en la palestra pública, dando a entender que a pesar de todo ha disfrutado su primer día en el programa. También animó a los demás políticos a que vayan al programa, diciendo que Pasapalabra había invitado a muchos al programa, y que eran libres de aceptar la invitación.

Esperanza Aguirre, de 67 años, no es la primera política en participar en el programa, ya que previamente lo había hecho Juan Carlos Monedero.

Publicidad

Ahora tiene dos programas más para demostrarle a la audiencia que si ha visto el programa, que si conoce las reglas y para prestarle, sobre todo, más ayuda al concursante que juega para llevarse el bote.