Dani Mateo junto con su jefe el Gran Wyoming suelen ser el centro de atención para el sector socio-político más amplio. Mientras un sector se vanagloria ensalzando el humor tan característico del programa "El Intermedio", es otro sector el que constantemente se muestra ofendido.

En este momento es el sketch en el que Dani Mateo se suena los mocos con la bandera de España. Acción que no solo le conllevó unas duras críticas y una querella, sino que hubo marcas que prescindieron de su imagen e incluso dejaron de publicitarse en el programa donde participa en la Sexta.

Anuncios

Broma no supuso delito penal

Según las últimas informaciones aportadas por diferentes medios periodísticos, la propia fiscalía resolvió que la actitud llevada a cabo por el humorista no suponía un delito penal y que solo se trataba de una manera de hacer humor. Esta actitud parece que ha influido en el magistrado que ha seguido la línea que la fiscalía le marcó, por lo tanto hemos podido saber que la causa será archivada.

No es la primera vez que Dani Mateo se ve involucrado en temas judiciales por hacer humor, si algo ha caracterizado al humorista es que a pesar de toda la oposición social y persecución profesional no se ha amedrentado nunca.

Tras visitar los juzgados por su crítica a la cruz del Valle de los Caídos se aventuró en diversos sketch donde pudimos verlo interactuar con un muñeco que simulaba ser Franco, donde también levantó ofensas porque el muñeco acabó sin cabeza.

El humor está de pláceme

En definitiva se puede afirmar que el humor está de enhorabuena y por esta vez ha vuelto a ganar al sector que quiere coartar la libertad de prensa y de humor.

Según hemos podido saber esta situación no afectará en lo más mínimo en el humorista, pues él mismo ha defendido siempre la libertad de su profesión.

Anuncios

El propio humorista se ha referido muchas veces a él mismo como un payaso que sale hacer su trabajo. Tanto en esta ocasión como en la que afirmó: "Es tan grande porque ¿quién va a querer ver esa mierda de cerca?" Palabras en referencia a la cruz del Valle de los Caídos y que también le valió una visita a los juzgados, esta vez con su jefe, el Gran Wyoming.

Ahora habrá que estar expectantes en cómo se toman el final de esta situación las partes acusadoras. Quizás se ofusquen o guarden silencio y esperen un nuevo sketch que consideren ofensivo para lanzar una nueva acusación.

Actitudes que tienen un trasfondo más serio de lo que algunos creen, el objetivo es coartar la libertad y es algo que debería preocuparnos.