Publicidad
Publicidad

El nuevo programa de convivencia entre famosos de Telecinco se anunciaba como un auténtico bombazo para esta temporada; pero, hay datos que se desconocen. Los expertos en televisión hablan de fallos en el casting final de concursantes, ya que varios de los elegidos no son interesantes para la audiencia (o están muy vistos).

Diego podría haber seguido el culebrón con Makoke

Una de las parejas que más morbo hubiera provocado, hubiera sido la formada por Diego Matamoros y Estela Grande. Diego hubiera dado mucho juego a causa de sus diferencias con Makoke (que está haciendo caja en los platós dando explicaciones de sus supuestas relaciones sentimentales con Brad Pitt e, incluso, con Julio Iglesias) y con su hermana Laura Matamoros (con la que tiene muy mala relación desde hace unos meses y ella acaba de romper con el padre de su hijo, Benji Aparicio).

Publicidad

Aunque era una pareja con la que se contaba desde el principio y tenía un 90% de posibilidades para entrar, la productora del reality show decidió echarse para atrás a causa de la presión por parte de los telespectadores: en el momento en el que se filtraron sus nombres se recogieron firmas para que Diego Matamoros no entrara.

Condenado por un delito de maltrato en 2017

La razón fue principalmente por la complicada situación judicial que está viviendo el único hijo varón de Kiko Matamoros: hay que recordar que en abril del 2017, Diego fue condenado por un delito de maltrato en el ámbito familiar tras un juicio rápido.

La sentencia fue dictada por el Juzgado de lo Penal nº 34 de la ciudad de Madrid.

Publicidad

A causa de esta condena tuvo que realizar 31 días de trabajos en beneficio de la comunidad, además de tener prohibida la tenencia y porte de armas por un período de un año y un día; y una orden de alejamiento de 200 metros sobre Tanit Grande (la denunciante) durante un período de ocho meses y prohibido la comunicación con la denunciante a través de cualquier medio.

Hay que recordar que Diego terminó mal con la que había sido su pareja, quien le habría mandado un burofax a "Sálvame Deluxe" para que no hablase de ella, ya que no era un personaje público, y si lo hacía le demandaría directamente. Por todo ello, los seguidores del programa no querrían que entrase otro miembro de los Matamoros y acabaron consiguiendo su objetivo.

Publicidad