Hace tan solo unos meses, concretamente el pasado 23 de octubre, la pareja formada por Carlota Casiraghi, de 32 años, y el cineasta Dimitri Rassam, de 37 años, daban la bienvenida a su hijo Balthazar en el Hospital Princesa Grace de Mónaco. Ahora tan solo dos meses después de la llegada del nuevo miembro de la familia la pareja ha aplazado, parece que indefinidamente sus planes de boda

Anuncio de compromiso

El compromiso había sido anunciado durante el Baile de la Rosa de 2018. La boda tendría lugar en un lugar de la Provenza en el primer trimestre de 2019.

Anuncios

Según informan algunos medios, la hija de la princesa Carolina de Mónaco habría decidido dar marcha atrás con respecto a sus planes de boda. Al parecer, tal y como indican fuentes cercanas, el motivo que ha desencadenado la cancelación del compromiso es la distinta forma de entender la vida que tienen ambos. A este hecho también habría que sumar el fuerte carácter que tienen los dos, según amigos cercanos a la pareja.

La historia de amor entre Carlota y Dimitri comenzó en marzo de 2017 y justo un año después, en marzo de 2018 la pareja anunciaba su compromiso.

La última vez que se les vio juntos en público fue en noviembre de 2018 en una fiesta en el palacio de Montecarlo. A partir de ese momento, solo han sido publicadas imágenes de ella en compañía de su bebé, hijo de Dimitri, Balthazar.

Según informan diferentes medios de comunicación no es la primera vez que la pareja cancela la boda. El pasado mes de mayo también decidieron posponer en enlace, pero en esa ocasión, fue debido al embarazo de Carlota. En esta ocasión parece que el compromiso ha sido aplazado definitivamentemente.

Anuncios

Dimitri es hijo de la conocida actriz francesa Carole Bouquet.

Carlota Casiraghi y el amor

La nieta de Grace Kelly tuvo su primer hijo llamado Raphaël en el año 2013 fruto de su relación con el humorista Gad Elmaleh. En esta ocasión Carlota tampoco pasó por el altar. La relación que había comenzado en 2011 finalizó poco después del nacimiento del bebé.

Aunque la hija de Carolina de Mónaco nunca habla de su vida privada, su aparición sola en el Principado con su hijo Raphaël tras abandonar el piso que compartía con el cómico en París, supuso la confirmación de su separación.

Anteriormente la hija de Carolina de Mónaco y el fallecido Stefano Casiraghi había mantenido un largo noviazgo con el acaudalado heredero Alex Dellal.

Carlota siempre ha sido muy celosa de su intimidad, motivo por el cual hace unos años decidió contar con los servicios de los abogados de Lady Di, para denunciar ante los tribunales franceses el acoso mediático al que estaba siendo sometida que ponía en peligro la seguridad de su propia vida.

La familia real Monegasca siempre ha generado muchas noticias en torno a su vida sentimental, especialmente las protagonizadas por la princesa Estefanía de Mónaco y por el Príncipe Alberto y Charlene.