Como mucho sabemos, el paso de Aurah por el concurso no ha sido el más sencillo. A pesar de que la chica terminó su andadura dentro de la casa de Guadalix hace varias semanas, aún sigue generando polémica y se sigue hablando bastante de ella. Principalmente por dos motivos: el primero, su relación con Suso, el cual, desde dentro de la Casa, ha confesado que la echa muchísimo de menos, y ella por el plató tampoco para de proclamar su amor; y por otra parte, el padre de su hijo Nyan, el futbolista Jesé Rodríguez.

De este último se ha dado mucho de que hablar, sobre todo por las continuas salidas de Aurah durante el concurso de la casa de GH VIP, para acudir a los juicios por las batallas legales que mantenía abiertas con su ex pareja y padre de su hijo.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

El difícil concurso de Aurah

Aurah lleva bastante tiempo reclamándole a Jesé que se haga cargo de los gastos médicos de Nyan, ya que el pequeño desde su nacimiento padece una enfermedad incurable. Aurah ha confesado que tiene que estar todo el día pendiente del pequeño, y que hasta los tres años va a necesitar cuidados permanentes.

La canaria confesó a Lecturas que había entrado en GH VIP para recaudar todo el dinero posible y darle a su hijo otro tratamiento fuera de España cuyo coste podría ascender a 3000 € al día.

Tras abandonar el concurso ha dado detalles de su vida, que no ha contado dentro del reality, y entre ellos, los motivos por los que su relación con el futbolista se terminó: cuando llevaba unos cinco meses con Jesé quedó con la madre de su primer hijo y la dejó embarazada [VIDEO], algo que la joven perdonó. Al mismo tiempo que contaba que no estaba preparada para ser madre y que le asustó muchísimo la idea pero, a la vez, le hacía mucha ilusión el tener un hijo.

Los motivos de la ruptura con Jesé Rodríguez

Los meses siguientes al nacimiento del pequeño no fueron mejores. Aurah se pasaba todo el día metida en un hospital con él.

Comentaba que estar en la cárcel tenía que ser mucho mejor, ya que todo lo que había era una cristalera sin pared y que todo el mundo se iba mientras que ella y su hijo, seguían allí.

Su embarazo, según nos cuenta, no fue muy bonito ya que se sentía sola y no sentía el apoyo del padre de la criatura, gran parte de las ecografías se las tuvo que hacer sola, y sobre su ruptura, cuenta que cuando Jesé la dejó, se enteró por su padre, y que él lo publicó en Instagram humillandola públicamente. Algo que aún a día de hoy Aurah no consigue [VIDEO] entender. Sucedió cuando estaba en el hospital por la noche cuidando de su hijo y lo que hizo fue echarse a llorar.