Después de dos meses y medio en la casa de Gran Hermano, Aurah Ruiz ha vuelto a su casa en las Islas Canarias para volver a ver a su pequeño hijo Nyan y a sus padres. La exconcursante ha aprovechado las oportunidades laborales que se le han ofrecido por parte de la productora del programa.

La primera acción de Aurah al regresar a casa fue conectarse a sus redes sociales y mostrar a sus centenares de seguidores la felicidad que siente con una gran sonrisa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Y no es para menos, ya que estuvo dos meses separada de su hijo y no está acostumbrada a esa situación, ya que por la enfermedad que padece el pequeño necesita ser atendido durante las 24 horas del día, estando ella siempre a su lado de día y de noche.

La experiencia de Aurah en Gran Hermano VIP

El estar totalmente desconectada del mundo exterior ha sido para Aurah [VIDEO] Ruiz una forma de renovarse y de retomar fuerzas para enfrentar el día a día. Después de estar dedicada a tiempo completo durante diez meses al cuidado de su hijo, contando solo con el apoyo de su familia -atenciones que siguen siendo necesarias ya estando en la casa- se encontraba agotada, y más aún por el hecho de no contar con el apoyo del padre, el futbolista Jesé Rodríguez, quien la abandonó el mismo día que tuvo a su bebé como ha denunciado una y otra vez por las redes sociales.

A su salida del programa, Aurah se lleva la suma de más de 50.000 euros, que destinará totalmente para lidiar con la enfermedad de su hijo Nyan, a quien nunca expuso en su paso por el programa hasta el momento de ser nominada para salir.

Poco a poco vuelve a ser feliz

Sin embargo, la vida está tomando de nuevo su cauce para la exconcursante de Gran Hermano VIP [VIDEO]: ha ganado los dos juicios pendientes contra Jesé Rodríguez, consiguiendo que el futbolista sea obligado legalmente a pasar una pensión más alta al hijo de ambos, ya que el pequeño necesita instrumentos para poder controlar los niveles de glucosa en sangre, que son costosos debido a que son exámenes especiales y pruebas de laboratorio que no son cubiertos por la seguridad social y que debe pagar de su propio dinero.

Aurah, en un momento determinado casi no podía afrontar los elevados costos, al tiempo que el jugador del París Saint-Germain gastaba grandes sumas de dinero en una vida de fiestas y lujos. Según Aurah, la conducta de Jesé hacia su hijo no ha sido la apropiada y sus dos victorias en los juicios contra él así lo demuestran. Lograr que su hijo reciba una pensión ha sido una de las victorias más notables.