Si hay una persona, al margen de Aurah Ruiz, que esté pasando por un momento delicado dentro de la sexta edición de GH VIP, ese es Suso. El ex superviviente tiene muchísimos frentes abiertos y por un momento se le ha visto con ganas de tirar la toalla, no solo tiene una relación bastante complicada [VIDEO] con Aurah, sino que los abucheos constantes por parte de la audiencia han hecho que se hunda anímicamente y toque fondo.

Suso se plantea seriamente abandonar GH VIP

Su madre llego a la casa de Guadalix hace varias semanas para reñirle, Jorge Javier le ha reprochado su comportamiento y el público tampoco es que le tenga demasiado cariño.

El mismo ha notado lo que está provocando y se ha venido abajo.

Una de las frases que ha pronunciado el ex tronista es: "no pinto nada aqui". Suso se ve con un pie fuera de GH VIP, los aplausos que recibió Miriam por su salvación en la última nominación, han hecho que Suso se dé cuenta de cómo están funcionando las cosas fuera de la Casa. Mientras que el apodado por el Koala 'sexteto' ya no está tan unido como antes, el público se ha posicionado muy a favor del trío que formaban Koala, Miriam y Verdeliss, ya expulsada [VIDEO]. Algo que no ha pasado inadvertido para el concursante y que ha agotado su paciencia, poniendo de manifiesto que quiere abandonar el programa.

Tras las nominaciones llegó la ruptura con Aurah

De hecho las últimas nominaciones han sembrado una guerra apocalíptica, que han hecho a Suso romper con Aurah.

No se sabe si esto será pasajero o definitivo, pero el chico ha afirmado que no se ve con ella y que no quiere a una persona con el carácter que tiene la canaria, que a su parecer está rabiosa y que no quiere estar con alguien que lo manda por ahí a la primera de cambio.

Suso considera que ha quemado su etapa, que ha intentado hacerlo lo mejor posible pero que no puede más, porque sabe que no va a ganar. Se encuentra desilusionado y no se siente importante, ni siente que sume dentro de Guadalix. El súper trató de animarlo para que no abandonarse pese a que el bajón sufrido era bastante real.

Tal era la decepción de Suso, que ni siquiera quiso escuchar último mensaje de su madre, Suso tiene claro que no lo está haciendo bien pero tampoco sabe muy bien que hacer al respecto.

Desde Lecturas consideran que el catalán debería bajar los humos, ser algo más humilde y no atacar a los demás en concreto las mujeres ni insultar a sus compañeros por su aspecto físico. Así se ahorraría bastantes reprimendas que ya le han caído.