Gustavo González, el paparazzi y colaborador de espacios televisivos como 'Sálvame', está viviendo uno de los peores momentos de su vida. Ha sido en el día de hoy cuando la revista Lecturas lanzaba la exclusiva sobre el periodista, que ha sido detenido por estar implicado en una trama encabezada por un policía. En dicha exclusiva se deja en el peor lugar a Gustavo González, que se aprovechaba de un agente de la autoridad para conseguir información sobre numerosos personajes conocidos del panorama español.

Se enfrenta a una pena de prisión de hasta cuatro años

La investigación, de la que nada se sabía hasta la fecha, podría llevar al paparazzi a cumplir una pena de prohibición de libertad de hasta cuatro años si es considerado culpable de la misma.

No obstante, el caso se encuentra actualmente en fase de instrucción, por lo que el colaborador tendría que esperar la sentencia que pusiera de manifiesto su ejercicio delictivo a la hora de ejercer la profesión como periodista.

Detenido en presencia de su actual pareja sentimental

Dentro de la exclusiva de la revista Lecturas, se pone de manifiesto que Gustavo González fue detenido en presencia de su actual pareja sentimental, María Lapiedra, quien incluso ha sido llamada a declarar ante el juez el pasado jueves. Además, en la revista aparecen las fotografías que así lo demuestran, pues la detención del colaborador de 'Sálvame' se produjo en la famosa [VIDEO] casa de 'La Cerdanya' y al parecer, se vivieron duros momentos de tensión que en el reportaje de la revista Lecturas [VIDEO] aparecen incluso con imágenes.

Acudió a los juzgados y fue grabado por compañeros de profesión

Un momento que, hasta la fecha, no ha sido recogido por el espacio televisivo para el que Gustavo González colabora. Sin embargo, las imágenes en Lecturas demuestran que el paparazzi acudió a los juzgados acompañado de su compañera sentimental mientras sus compañeros captaban el duro momento vivido por la pareja en plena calle.

El paparazzi niega rotundamente haber espiado a famosos

A pesar de la polémica, el paparazzi se ha pronunciado al respecto argumentando que él no ha espiado a famosos y más que preocupado, admite sentirse indignado y cabreado. Sin embargo, el periodista ha preferido no extenderse más sobre el tema dado lo delicado del asunto y será próximamente cuando se revelen más datos sobre este presunto espionaje y se dictamine si existe actividad delictiva.