La polémica no cesa en torno a la exhumación de los restos de Francisco Franco. Después de un verano convulso entre el Gobierno y los familiares del dictador, quienes han amenazado a Sánchez con emprender acciones legales por tratarse según ellos, de una profanación y no de una exhumación [VIDEO], lo cierto es que el consejo de ministros firmaba el decreto ley por el que se daba luz verde a la exhumación de los restos del Valle de los Caídos. La noticia [VIDEO], como no podía ser de otro modo, ha sido tomada por ciertos espacios televisivos en un tono humorístico.

Se ofrecieron para acoger los restos de Franco en el plató de El Intermedio

Ha ocurrido concretamente en El Intermedio, el espacio televisivo conducido por El Gran Wyoming.

Su regreso, el pasado lunes, estuvo marcado por un ofrecimiento para albergar los restos del dictador cuando éste salga del Valle de los Caídos, un sangrante gag que no gustó para nada a la nostálgica derecha de nuestro país, quienes vieron en el programa una "falta de respeto" hacia el dictador, pues Wyoming no dudó en lamer la cara del muñeco réplica de Franco y en el caso de Dani Mateo, le hizo el boca a boca.

Intentaron enmendar el anterior sketch pidiendo disculpas y lo estropearon aún más

Sin embargo, ocurrió durante el último programa cuando en un intento por enmendar el sketch anterior pidiendo disculpas dado que el cuerpo acabó por el suelo, Wyoming aseguraba que quería serenar "a los que se hayan sentido ofendidos con el acto", no obstante, las disculpas duraron poco, pues poco tiempo después, el cuerpo volvía al suelo y el humorista aseguraba que hay veces que se hacen las cosas con la mejor intención pero no salen, como la Transición.

Despedazan la momia de Franco en mitad del plató

Sin embargo, con el muñeco momia de Franco en mitad del plató, seguía el humor y entre Wyoming y Dani Mateo tiraban de él para levantarlo del suelo, algo que hizo que el muñeco perdiera los dos brazos. Y los dos cómicos se quedaron con uno de los brazos del dictador en la mano concluyendo: "Nos hemos cargado la momia de Franco".

Si el primer gag desató la ira de rostros de la derecha como Alfonso Rojo, quien afirmaba que "vuelven con las mismas pocas luces". Otros, tras el último sketch, no han dudado en escribir a través de redes sociales: "Lo más sorprendente es la cobardía de estos personajes, especialmente de Wyoming que sí vivió, poco, la dictadura de Franco. Que ha necesitado 43 años para juntar el valor para enfrentarse a él, aunque sea un muñeco de su cadáver".