Después de tantos problemas entre Toño y Belén, era casi predecible que ninguno quiera saber del otro. No es nada fácil ser amigo y representante de alguien, y después tener un pleito legal con esa persona y tener que pagarle 600.000 euros. Hay razones de sobra para Toño si quería ignorar por completo la boda de la que fuera una de sus mejores amigas hace algunos años. La reacción de Toño ante la noticia de Belén [VIDEO], era algo que muchos ya se imaginaban, pero estaban esperando oír de la propia de boca de él.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Según muestra la reacción de Toño al enterarse de la boda [VIDEO] de Belén, él no quiere saber nada de ella. Después de la batalla judicial entre ambos, y que duró varios años, todo lo que quedó fue cenizas de una bella amistad.

Aunque para Belén, fue una victoria económica, en el fondo es una derrota si se pierde a un amigo, ya que en los casos donde hay amistad una traición es dolorosa y más si es por motivos de dinero.

La boda de Belén, tal y como cuenta la revista Lecturas, será para el año que viene, y la lista de amigos íntimos es amplia. Sin embargo, Cotilleo.es logró conocer la reacción de Toño ante la noticia de la boda y fue bastante predecible. Entre algunas de las pocas palabras que dijo fue que “no tiene nada que decir con respecto a esa boda” y “que se iba a mantener al margen de eso”, es decir, que en realidad no le importa para nada esa noticia y no le afecta para nada si se va a casar ni tampoco cuando lo va a hacer.

Sin reconciliación

Desde cierto aspecto es comprensible la reacción de Toño, ya que no es nada fácil que alguien te acuse de algo y te demande, después de una larga amistad.

En el caso de que la acusación sea con razón o no, igual afecta, porque un amigo es algo valioso, aunque haya momentos de peleas y diferencias. Entre Toño y Belén, parece que no hay reconciliación de la amistad por el momento, aunque falta mucho para la boda.

En este momento nadie puede asegurar que Toño diga algo respecto a la boda de aquí a unos meses o hasta en un año. La boda es a largo plazo y Belén regresará a Sálvame, así que todavía hay mucho que sacar de esta historia.

No hay manera de saber si Belén perdonará a Toño, o será él que la perdone, o ninguno se perdone, pero lo cierto es que, por el momento, no quieren estar cerca uno del otro. La verdad es que cuando Belén acusó a Toño de que le debía dinero, los medios aprovecharon para hacer de esto algo mediático y en cierto aspecto estos pleitos al final le dan más fama a los implicados sea mala o buena.