Carmen Lomana, experta en protocolo y actual colaboradora de espacios televisivos como 'Espejo Público', no gana para polémicas. Hace apenas unas semanas cargaba duramente contra la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, por un tuit de apoyo a la inmigración ilegal, tildándola [VIDEO] incluso de ser "una inconsciente que chochea" y sugiriéndole que metiera en su casa a los inmigrantes. Unas duras declaraciones que recibieron un aluvión de críticas en redes sociales, sin embargo, no ha sido la única crítica de Lomana a Manuela Carmena, pues tampoco [VIDEO] comparte sus políticas al frente de la alcaldía de la capital, calificándolas de "tener muchas deficiencias".

Se postula como alcaldesa de Madrid a través de las redes sociales

La experta en protocolo no dudó en postularse como alcaldesa de Madrid a través de Twitter, donde escribía: "Qué os parece que me presente a candidata para cerrar el Senado. El Senado solo les gusta a los políticos para colocar a su gente". Sus palabras recibieron numerosos comentarios de los internautas y en el espacio televisivo de 'Socialité', los ciudadanos opinaban en contra de Carmen Lomana argumentando que "solo la ven de compras" y afirmando "ni de coña la votaría".

Comparte sus medidas para ser alcaldesa en Espejo Público

Sin embargo, la colaboradora de 'Espejo Público' volvía a postularse en el programa como alcaldesa de Madrid para las elecciones de 2019 argumentando que "podría hacerlo perfectamente porque tengo muy claro lo que tengo que hacer".

Aquí no quedan las declaraciones de Carmen Lomana, quien admitió que "se patea muchos barrios de Madrid y las zonas marginadas". La propuesta de la colaboradora está adquiriendo mayor seriedad, pues ha querido incluso compartir las medidas políticas.

Eliminar la prostitución o desalojar a los okupas, entre sus propuestas para la alcaldía

Ha sido concretamente en el espacio televisivo de Susanna Griso donde Lomana compartía sus propuestas para la alcaldía, basadas, generalmente, en el asfalto y limpieza de las calles, la apertura de la Gran Vía a los vehículos, eliminar los cargos públicos que según ella se otorgan a dedo, desalojar a los okupas, eliminar la prostitución o regular el tráfico de bicicletas y reducir las multas de tráfico. En definitiva, un programa muy parecido al de Albiol en Catalunya, eso sí, Lomana admite "no ser sectaria" y tener una opinión política individual.