2

Hablar de 'Mad Men' es como tratar una una auténtica guía de estilo sobre cómo hacer una serie. Quizás ayude que su creador, Matthew Weiner, sea uno de los principales artífices de 'Los soprano', una de las grandes obras de ficción de HBO. Pues bien, tras haber participado en dos grandes hitos televisivos, Weiner estrenará el 12 octubre 'The Romanoffs' en Amazon Prime Video.

Todo sobre la nueva serie del creador de la exitosa 'Mad Men'

Esta nueva ficción nos narrará ocho historias independientes en distintos países. Se nos presentan diferentes personas que creen ser descendientes de la familia real rusa, los Romanov, dinastía que gobernó durante 300 años el país.

Para ello, Weiner se ha rodeado de caras conocidas que harán las delicias de los seguidores de 'Mad Men': Christina Hendricks, John Slattery o Jay R. Ferguson forman parte del reparto.

La ficción se estrenará con un doble episodio en la plataforma de Amazon y, posteriormente, podrá ser disfrutada con un capítulo semanal. Hay mucha expectación por ver qué ha sido capaz de crear el admirado Weiner. Su nueva serie poco tiene que ver con 'Mad Men' pero si algo ha demostrado el escritor y director americano es tener en su cabeza la fórmula del éxito para construir un buen drama.

'Mad Men': Grandes personajes en un escaparate único

'Mad Men' es una obra gigantesca construida alrededor de unos personajes magistrales que van creciendo a lo largo de siete temporadas. Cuando la serie finalizó en 2015, lo hizo con multitud de premios a sus espaldas, con el reconocimiento de crítica y público, y, sobre todo, dejando un importante legado (y un vacío aún mayor entre los fans).

La ficción de AMC está muy alejada de otras obras como 'Juego de Tronos' porque no necesita recurrir a escenas espectaculares ni a discursos para recordar, sino que nos invita a viajar a la Nueva York de 1960 de la mano de algunos de los mayores cretinos y genios que en la época se encargaban de "vender felicidad".

Buena parte del éxito de la serie se debe al carisma de Don Draper, el director creativo en torno al que gira la serie. Es atractivo, elocuente, enigmático y uno de los genios de la publicidad de los años 60. Sus trabajos son valorados por todo el sector y sus métodos mirados con admiración y estupefacción a partes iguales. Podría parecer que estamos ante un hombre que ha alcanzado todas sus metas, pero nada más lejos de la realidad. Cuando comenzamos a ver lo que esconde el torbellino de sexo, alcohol y eslóganes ingeniosos en el que está inmerso el director creativo, nuestros sentimientos hacia él comenzarán a bailar entre la admiración, el desprecio y la pena. 'Mad Men' podría resumirse como la búsqueda de la felicidad por parte del hombre que jamás la encuentra para sí mismo, ese es Donald Draper.

Pero más allá de narrarnos la vida del exitoso publicista, la ficción de AMC arroja una interesante perspectiva sobre el machismo presente en la Nueva York de la época. Refleja a la perfección un mundo laboral en el que la mujer tiene un papel totalmente secundario y centrado en servir a hombres exitosos que desfilan por los pasillos de las oficinas con un cigarrillo en la boca y un elegante sombrero sobre la cabeza. Lo hace con grandes personajes: Peggy Olson, Joan Holloway y Sally Draper, tres mujeres que tratan de abrirse paso en un mundo de hombres.

Sin duda, otro de los ingredientes clave de este exitoso cóctel es el telón de fondo: el negocio de la publicidad en la Nueva York de los años 60. Una urbe de contrastes, donde los trajes caros desfilaban por unas aceras en las que la pobreza estaba muy presente. La serie nos ofrece una radiografía de los hombres y mujeres de la época a través de los rincones de la ciudad. Los negocios se cierran en locales con música elegante, humo en el aire y whisky en cantidades industriales.

De igual forma, la serie logra correr el telón y descubrirnos cómo es el negocio publicitario desde dentro. Es muy interesante asomarse a todo el proceso creativo de una agencia, ver cómo unos tratan de construir ideas geniales y otros de venderlas a buen precio. Realizar una serie alejada de sucesos extraordinarios o momentos espectaculares es un riesgo, pero 'Mad Men' tiene argumentos más que sólidos para construir relatos memorables en torno al medio publicitario.

Ahora, Weimer afronta el difícil reto de estar a la altura de su anterior creación, por lo que habrá que estar muy pendiente de lo que es capaz de lograr con 'The Romanoffs'. Mientras tanto, para llevar mejor la espera, es un buen momento para revisar 'Mad Men'. Al fin y al cabo, es una guía de estilo atemporal sobre cómo hacer ficción de calidad.