Las controversias no cesan en torno a la figura de la reina Letizia. La esposa de Felipe VI habitualmente se encuentra en el ojo del huracán por sus reiterados desplantes a los miembros de la Familia Real, el más sonado, a su suegra, Doña Sofía. El pasado mes de abril, la actual reina y la reina emérita tuvieron un encontronazo después de que Letizia impidiera a su suegra que ésta se fotografiara junto a sus nietas, la princesa Leonor y la infanta [VIDEO] Sofía, una escena que abrió incluso los telediarios y que la Casa Real intentó disimular forzando encuentros entre ambas para suavizar la situación.

El desencuentro con Doña Sofía, motivo de ruptura familiar

Pese a que la Casa Real llevó a cabo diversos encuentros para hacer [VIDEO] ver públicamente que la relación entre ambas era estupenda, la escena vivida en Palma también crispó el ambiente con el emérito, a quien días después Letizia fue a ver al hospital y éste se negó a que ella entrara, advirtiéndole a su hijo que se divorciara de ésta según la periodista Pilar Eyre.

Representará a la Corona en Sudamérica y acudirá a actos específicos en España

Teniendo en cuenta los numerosos desplantes de la consorte a algunos miembros de la Familia Real y tras los rumores de divorcio, varios medios han puesto de manifiesto que desde Zarzuela habrían decidido alejar a Letizia de la familia real y de la vida pública institucional en España. El próximo viernes, Letizia acudirá junto a Felipe VI a los homenajes de las víctimas del 17-A, sin embargo, los planes con la consorte pasan por enviarla a Latinoamérica para representar la Corona en actos institucionales.

El diario El Mundo admite que Felipe VI descuida la política exterior

La última aparición de la consorte fue el pasado 15 de agosto en Paraguay, aunque eso sí, la decisión de enviar a Letizia a Sudamérica para representar La Corona ha sido aceptada por el Jefe de Estado, quien se encuentra cansado de malas caras y reproches familiares.

Concretamente, el medio El Mundo ha puesto de manifiesto que Felipe VI lleva años descuidando la política exterior y la institución tiene carencias para afrontar bien dicha labor. Pero aquí no acaba la crítica del diario El Mundo, que también subraya que el monarca está fuera de juego y su agenda internacional es muy pobre.

En definitiva, todo indica que los últimos acontecimientos han perjudicado en gran medida la imagen de la Monarquía española, que no sólo es criticada por su representación en el exterior, sino también por su pésima relación familiar y un integrante en la cárcel.