El verano de Shakira ha sido de lo más movido teniendo en cuenta que ha dado el pistoletazo de salida a su gira 'El Dorado World Tour', una gira en la que ha estado viajando por todo el mundo y en la que ha contado con una visita muy especial, la de sus dos hijos Milan y Sasha, fruto de su relación con el futbolista del FC Barcelona, Gerard Piqué. La colombiana ha podido estar acompañada de sus dos pequeños dado que la gira ha coincidido con las vacaciones escolares de sus dos hijos, sin embargo, no ha contado con la presencia de su pareja [VIDEO], Gerard Piqué por compromisos laborales.

Un cartel amarillo sujetado por su hijo, motivo de polémica

La polémica surgía después de que la colombiana subiera a su cuenta de Instagram [VIDEO] una fotografía de su hijo Milán con un cartel de lo más cariñoso donde se podía leer: "T'estimo".

La cantante escribía al subir la fotografía: "Hoy cartelitos de T'estimo en Los Angeles. ¡Súper emocionante!". Pese a que Shakira únicamente quería compartir con todos sus seguidores la fotografía de su hijo dando muestras de cariño durante el concierto, lo cierto es que los internautas han visto más allá.

Shakira, tildada de provocadora por subir la foto a Instagram

El cartel sostenido por el pequeño Milán era amarillo, y muchos han visto en él una forma de avivar el conflicto de Catalunya, algo que ha sido pura coincidencia, los internautas no han dudado en incrementar la polémica con la pareja del catalán como en su día ya ocurrió con el propio futbolista, a quien se le acusaba de "generar controversia y no representar a España en la selección por ser indepe". El unionismo parece que no perdona, y en este caso, la cantante, siempre alejada de polémicas de todo tipo, se ha visto envuelta en duros comentarios.

Los comentarios de los usuarios en contra de la imagen de la cantante

Así eran las respuestas de algunos de los internautas al respecto: "¿En amarillo? ¿En serio? Ya me parece horrible mezclar deporte y política pero meter también a los niños es repelente..." Otros usuarios la advertían afirmando que se preparara pa lo que le viene "sólo porque el cartel es amarillo". En definitiva, unas críticas carentes de argumento y poco contrastadas si tenemos en cuenta que se valora solamente un cartel de color amarillo, colgado por la cantante sin ningún tipo de intención política, o eso parece por el momento. Con todo, Shakira ha evitado pronunciarse por el momento pese a las duras críticas.