La afamada actriz Hollywoodense se casó en secreto con el emprendedor Philip Schneider, después de casi dos años de noviazgo. Las bodas secretas parecen estar de moda para las celebridades. Con el paso de tiempo estos lo han demostrado, ya que Angelina Jolie y Penélope Cruz hicieron lo mismo en su momento. Ahora, Hilary Swank [VIDEO] sigue sus pasos.

A la celebración solo estuvieron invitados los familiares y amigos más allegados, en Instagram se puede ver lo feliz que para Swank fue ese momento.

Emociones de Swank al descubierto

La actriz explicó que admiraba el trabajo de Elie Saab, el diseñador que confeccionó su vestido de boda.

Un diseño que tardó en confeccionarse 150 horas, 70 de las cuales se destinaron al bordado, por lo refinado del mismo. La boda se llevó a cabo en un bosque en Saint Lucia Preserve, debido a que tanto a Schneider como a Swank les gusta disfrutar de la naturaleza. Además de hacerlo para que el padre de la actriz pudiese entregarla en el altar. La revista Vogue [VIDEO]confirmó que la boda parecía todo un sueño hecho realidad.

La misma compartió el hermoso paisaje natural junto a sus seres queridos y el hombre que ama, todo fue mágico. Justo como lo deseaba, un sueño cumplido gracias al empeño de su ahora esposo Philip Schneider. Puesto que él se en cargó de cristalizar las ideas de Hilary Swank, quien deseaba tener una boda fuera de lo común.

Boda y vida exitosa

A pesar de que la boda fue de lo más íntima, no podían faltar personalidades del mundo del cine.

Siendo la dama de honor su amiga Mariska Hargitay, protagonista de la serie más famosa de los EEUU “Ley y Orden”. También estuvo presente Emmy Rossum, quien interpretó Shameless. En este día tan especial no podía faltar el apoyo de dos de sus mejores amigas. A pesar de que estaba alejada del mundo de la actuación momentáneamente, sus amistades no la olvidan.

Su retiro no es definitivo, ya que se encuentra cuidando a su padre por su delicado estado de salud. El mismo al parecer ha recibido un trasplante de pulmón, por lo que el ambiente natural le venía como anillo al dedo.

La celebración final se realizó en un establo restaurado que tiene una antigüedad de más de 100 años, donde todos invitados bailaron hasta el cansancio. La propia Hilary Swank cambió su vestido de novia por uno más cómodo de la firma Dior, que le permitiese disfrutar de la música y de la celebración.Esta es la segunda boda de la actriz que había estado casada con Chad Lowe del que se separó en el 2007.