La relación entre la colaboradora de televisión, María Lapiedra [VIDEO] y el paparazzi Gustavo González se consolida cada día más. Luego de vivir unos meses retadores donde ambos no tenían claro que rumbo tomaría esta nueva etapa en su vida, en poco tiempo le han demostrado al público lo mucho que se aman; y lo decididos que están en formar una familia en compañía del otro.

Desde hace seis días los enamorados decidieron irse de vacaciones de verano.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Estas son las primeras vacaciones que la pareja disfruta sin la necesidad de mantener la discreción ante el público. El destino elegido para desconectarse de las preocupaciones de la rutina diaria fue Ibiza.

La han pasado tan bien en la isla que no han dejado de mostrar los espacios que han visitado juntos a través de su cuenta de Instagram.

Las fotos más resaltantes dentro de su red social son aquellas donde aparecen besándose mientras el profundo mar azul los acompaña. Y ni hablar de aquellas donde Lapiedra [VIDEO] muestra su tonificado cuerpo mientras usa un bañador muy colorido, o disfruta del sol con una gran sonrisa.

Retoques vacacionales

Luego de disfrutar de la playa, algunos cócteles y comer estupendos platillos en la hermosa isla de Ibiza la pareja decidió hacer algo distinto durante sus días de relajación. Los enamorados quisieron pasar por una clínica estética para darle algunos cuidados a su cuerpo y piel. Ambos se sometieron a a un cóctel de vitaminas, pero no fue lo único que se hicieron.

Lapiedra aprovechó de reafirmar su abdomen, glúteos y piernas, en cambio González se ocupó del cuidado de su cara y se colocó en la zona de las ojeras ácido hialurónico.

González se encontraba algo nervioso y ansioso por su experiencia en la clínica estética, ya que era la primera vez que asistía a una. En su cuenta de Instragram compartió su perspectiva de lo vivido con sus seguidores y les afirmó que los habían pinchado más que en Sálvame.

Nuevos proyectos

El paparazzi Gustavo González aprovechó al máximo su visita a la clínica estética, pues hasta una lista de cremas para la cara pidió. Es normal que González ahora este mucho más atento al cuidado de su piel, ya que le preocupa la diferencia de edad que le lleva a su pareja, y no desea que ella se canse de él. Además, la pareja ha manifestado recientemente que desea formar una familia, les gustaría tener una hija y pasar por el altar. Pero González prefiere primero tener a la pequeña y luego decir el “sí, acepto”.