Sálvame siempre saca jugo a todas las situaciones, y la relación de Belén Esteban [VIDEO] y Jesulín de Ubrique lleva exprimiéndose casi veinte años y aún da para más. Andrea Janeiro, la hija de ambos, hecho comprobado vía prueba de paternidad, según Julián Fernández Cruz, biógrafo sin autorización de la princesa del Pueblo, es el eslabón que los une y los separa.

Belén acusa Jesulín de no ejercer de padre

Belén siempre ha acusado a Jesús de no querer ejercer de padre. Ayer, en el programa de Sálvame [VIDEO], Gustavo González decía que alguien muy cercano al entorno del diestro le había dicho que Jesús siempre se había esforzado por aproximarse a su hija, pero que Belén Esteban se lo había impedido una y otra vez, además de predisponerla en su contra.

En su estilo, Belén hizo un esfuerzo para controlarse diciendo que no iba a consentir mentiras pero que ya lo contaría en otro lugar. Parece pues que se avecina otra exclusiva.

La vuelta a los ruedos de Jesulín objeto de polémica

La diatriba comenzó esta vez, con el enfado de Belén al enterarse de que el diestro se había acercado a Madrid para promocionar su vuelta a los ruedos, el día 19 de agosto en la ciudad de Cuenca, sin haber hecho amago de verse con su hija. Tampoco le gustó a la colaboradora de Sálvame que transcendiera a los medios la conversación telefónica que Andreita y su padre mantuvieron el día del 19 cumpleaños de ella, en la que la invitaba a verlo torear. Las malas lenguas dicen que el torero trata de usar a su hija para promocionar su vuelta.

La cosa se complicaría con las declaraciones de un trabajador de la finca Ambiciones que mantiene que Jesús quiere convencer a Andrea de que vaya a su segunda boda con María Jesús Campanario, ya que hay una buena cifra para una exclusiva si consigue reunir a sus tres hijos.

Jesús Janeiro dejó de ponerse el traje de luces el 7 de abril de 2012. Ahora, su vuelta a los ruedos, para la que ha rodado hasta un anuncio publicitario en el que aparece entrenándose en la plaza de toros y las calles de Cuenca, acompañado de muchas mujeres y jóvenes, está levantando mucha polémica.

Belén Estaban, que ya ha aprendido que su hija no quiere relacionarse con la prensa, ha sacado las garras y le ha mandado un mensaje a Jesulín invitándole a “aterrizar porque vive en un mundo que no existe”. Así mismo le deseó mucha suerte para que cortara “muchas orejas…y rabos”.

Parece que el culebrón se extenderá al menos unos meses más, en los que tendremos exclusivas y corridas y dinero de por medio.