Nuevamente el plató de Sálvame comentó el tema de Alejandra Rubio. Pero esta vez fue Alonso Caparros, quien hizo una dura acusación a Terelu Campos [VIDEO]. El colaborador fue directo con Terelu cuando dijo “cualquier cosa que se diga de Alejandra, que tenga esta enfermedad u otra, es consecuencia de que tú la has puesto en un sitio en el que está totalmente expuesta”.

Palabras que molestaron a la colaboradora, por lo que contesto inmediatamente. Terelu comentó que no iba a permitir que nadie le dijese que había criado mal a su hija.

El ataque sutil de Caparros

Alonso Caparros [VIDEO] trató de ser muy sutil al dar su opinión sobre el tema de la hija de Terelu.

El colaborador de Sálvame comentó que los temas personales le tocaban muy cerca, más si había personas que apreciaba inmiscuidos en ello. Pues apreciaba a la colaboradora como amiga y como jefe, ya que había estado trabajando para ella.

Admitió que sí tendría la oportunidad de hablar con ella sobre los errores que había cometido. Lo haría si dudar y le daría de narices. Indicando que sería más un regaño de padre, pues no estaba de acuerdo con la manera como estaba criando a su hija. Recriminó a Terelu que todo lo que estaba viviendo Alejandra era por su culpa.

Para el colaborador Terelu había puesto a su hija en el ojo del huracán. Además de permitirle muchas cosas. También comentó que pensó mucho antes de hablar, ya que sabía la situación difícil en la que se encontraba Terelu.

Terelu Campos se defiende

La colaboradora no admitió ninguna crítica.

Se molestó y dio de gritos a Caparros en pleno plató para hacerse escuchar. Ya que le molestó que este le dijese que había puesto la torta con su hija, a lo que Terelu muy enojada respondió que no permitiría que él ni nadie dijese ese tipo de cosas.

Para Terelu no había cometido un pecado, simplemente había hecho unas portadas con su hija. Y el hecho de que Alejandra colgaba una foto en ropa interior no era para nada un pecado. A pesar de que hablaron de demandas y demás la colaboradora no entró en razón.

Es más todos los colaboradores coincidían en que Alejandra cometió un error y no tomaba el asunto con la seriedad que lo requería. A pesar de que a los colaboradores le importaba poco si Terelu decidía hacer portadas con su hija o no. El acto de Alejandra Rubio era criticado y a su vez se criticaba que la colaboradora no escuchaba los consejos que le daban. Al final la colaboradora salió con las tablas en la cabeza y nunca admitió sus errores y mucho menos los de sus hija.