2

Sense 8 es una de esas Series que sin duda nos costaría descifrar, creación de las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynsky. Sin duda uno de los experimentos más caros en la industria, que generó millones de visualizaciones en la plataforma de streaming de Netflix [VIDEO] y otras plataformas piratas. Por más que los fans luchamos porque ésta maravillosa creación continuara una temporada más no fue probable, pues las circunstancia se escapaban de las manos de los productores.

Costos muy altos:

Cada uno de los episodios tenía un presupuesto neto de 9 millones de dólares, sin incluir los capítulos especiales, el inicio de la segunda temporada y el capítulo final.

La serie contaba con ocho personajes que se desenvuelven en ocho capitales diferentes del mundo. Sus costos de traslados, pólizas, talento, escenografía, alimentación y hospedajes de estos actores y crew, se le sumarían también las escenas de explosiones, que sin duda no fueron pocas ni dejaban idea a la imaginación y sus efectos especiales.

Plan de rodaje:

Cada una de sus temporadas llevaba casi 20 meses en producción, lo cual está bastante lejos de la lógica de producción en la cual se maneja Netflix, que le permite mantener a su público conectado con la serie durante unas semanas y luego nos hace esperar un año para darnos más de eso que queremos. El rodaje de esta súper producción involucraba un alocado plan de rodaje, una intensidad por la continuidad y una coordinación sublime para que todo funcionara dentro de la obra y la narración audiovisual.

Con el afán y los tiempos de grabación sobre la fecha, en algunos casos hubo rodajes en simultáneo de hasta 5 historias para tener el producto lo más pronto posible.

Negociaciones de talento:

Cuando una serie o historia conlleva a los estándares de obsesión, los mánager de estos actores se calientan las manos, pues ya saben que es hora de subir sus honorarios y montarlos en cifras altamente ridículas, como los actores de “The Big Bang Theory [VIDEO]” que han llegado a cobrar 1 millón de dólares por capítulo. Presentar temporadas nuevas con ocho actores, indiscutiblemente con el mismo nivel de importancia, significaría ocho negociaciones sumamente complicadas, ya que estos actores tenían otros contratos en diferentes productoras, lo que significaría un aumento en el presupuesto por ocho.

Disminución del público tras la segunda temporada:

La audiencia es vital, ya permanece y va en aumento con el desarrollo de la serie, se pudo hacer un ajuste del presupuesto, todo hacia arriba. Pero la segunda temporada tuvo un tercio por debajo de visualización y esto fue la estocada para el futuro de la serie. Aunque la trama se haya sumamente interesante, sus conflictos e historias iban ciertamente dirigidos a una audiencia segmentada, lo cual condujo a esta pérdida de seguidores