Si la vida le resultó difícil en la isla, en España tampoco le va a ser un camino de rosas. Ya hace unas semanas se revelaba que había sido condenada por amenazas de muerte a una periodista, pero ahora tendrá que hacer frente a otras dos demandas judiciales una de su ex-marido y otra de una empresaria. Hablamos de la pareja de Gustavo González, María Lapiedra.

La demanda de Ramiro Lapiedra

El abogado de Ramiro acusa a María de calumnias muy graves en un formato televisivo. El 6 de enero de este año, María Lapiedra acudió al programa "Sábado Deluxe" [VIDEO] y expuso que su ex-marido había practicado violencia de género durante su matrimonio.

Unas declaraciones que no sentaron nada bien a Ramiro, quien ha decidido denunciarla.

Además ya hace unos años, María demandó a Ramiro por este tipo de violencia que relató ante los colaboradores de "Sálvame", y terminó declarando en el Juzgado que todo se había debido a un malentendido y que no había existido agresión alguna. Una declaración que se lo pondría muy difícil a María ante esta nueva demanda. Ante las altas posibilidades de perder, la máxima pena a la que podría ser condenada por estos hechos es de dos años de privación de libertad.

La demanda de la empresaria Alexa Blun

También fue en el programa "Sálvame", aunque en esta vez en el diario, donde María acusó a la empresaria Alexa Blun de proxenetismo. Una palabras por las que María también tendrá que declarar ante los jueces, porque Alexa ha decidido demandarla por calumnias.

La suma de las dos demandas puede terminar propiciando que la ex-actriz del cine para adultos termine entre rejas. A partir de ahora, María tendrá que tener mucho más cuidado con las afirmaciones que hace en los distintos programas [VIDEO] de Mediaset si no quiere acabar en prisión.

Sin duda, el abogado de María va a tener que hacer un exhaustivo trabajo, pues a estas tres denuncias que ya ha tenido María desde su salida del Reality "Supervivientes", en apenas un mes, hay que añadir su demanda de divorcio con Mark Hamilton, quien ha prometido no ponérselo nada fácil a quien fue su esposa durante unos años.

Mucho más relajada se lo ha tomado la rubia, que ha decidido alejarse de los flashes y micrófonos e irse con Gustavo Gónzalez y con sus hijas a disfrutar de Disneyland París durante unos días. Por el momento, ni ella ni Gustavo han querido pronunciarse sobre el futuro judicial que le avecina a "Pascualina". Veremos en qué acaba todas estas demandas.