Barranco confesó que le encantaba ver a sus tres chicas juntas, por lo que preparó una merienda para ellas. Colocó en la mesa patatas fritas, canapés y saladitos. Mientras comía Iris propuso a Barranco tener un rato a solas, lo que fue bien visto por el tronista, pero las otras pretendientes lo tomaron a mal.

Lo que en realidad terminó de agravar la situación fue que Barranco decidió tener una cita sin cámaras con Jennifer. Al ser la nueva, tanto a Jenny como a Iris les pareció injusto. Así que desde ese mismo momento comenzó la guerra entre las pretendientes. Y la rica merienda terminó siendo amarga.

¿Mala decisión de Barranco?

Barranco invitó a sus pretendientes a una cita múltiple para conocer la opinión que tenían las chicas sobre él.

Les preparó hasta una rica merienda con patatas fritas y canapés. De acuerdo con Iris, Barranco debía decidirse por ella, ya que era la pretendiente que más tiempo tenía en el programa.

Le dijo que tendrían una cita, por lo que el tronista la llevó a un asiento apartado a modo que pudiesen conversar. Pero Iris se sentía bastante incómoda, pues no se concentraba y actuaba como una chiquilla malcriada, así que se levantó del asiento y dijo que quería una cita a solas sin espectadores.

Ocasión que fue aprovechada por Jenny para pedir a Barranco una cita a solas. Iris mandaba ironías a su rival Jenny, quien no se quedaba atrás. Los ataques entre Jenny e Iris [VIDEO] eran constantes y el ambiente estaba demasiado tenso como para disfrutar de la velada.

Decisión inesperada

Jennifer decidió sentarse junto a Barranco para poder conocerle mejor.

Por lo que Jenny decidió darle su espacio. Jennifer aprovechó el momento y pidió a Barranco una cita sin cámaras. El tronista dijo que sí y se marcharon. La astucia de la pretendiente ganó a la tensión y a los malos comentarios entre Jenny e Iris.

Además Jennifer, con su actitud calmada y serena, pudo mantener el ambiente bajo control. Se nota que la chica es bastante madura aunque la pretendiente admitió que veía mejor al tronista con Iris. Pudo ser una estrategia para ganar terreno en el trono de Barranco, quien concedió la cita sin cámaras a Jennifer por ser la nueva del equipo [VIDEO] de pretendientes.

Indirectas 'directas'

Una vez sentados en la mesa, Iris comenzó a degustar la merienda. Jenny comentó que a Iris no le había venido mal la cita porque tenía hambre, ya que era la única que comía. Iris no se quedó atrás y comentó que de seguro venía por un poco más de tele, porque ya tenía una edad. Indicaba que la pretendiente estaba entrada en años.

Pero Jenny aclaró que sus canas las tenía desde los quince años. Así continuaron las indirectas entre ellas, hasta que Barranco decidió dar la cita sin cámaras a Jennifer.