Una nueva controversia en Sálvame, el programa más criticado de la televisión española, deja a más de uno boquiabierto y la protagonista de tal conflicto no es otra sino Belén Esteban [VIDEO], la princesa del pueblo.

Hace poco, su archirrival Kiko Matamoros [VIDEO] visitó el plató de Sálvame y aunque en un principio descartó la posibilidad de reincorporarse al programa, la verdad es que lo está considerando. Al parecer hay negociaciones de por medio y, si todo sale bien, veremos a Kiko más pronto de lo que esperábamos, pues “le apetece” la idea y los acuerdos van por buen camino.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Sin embargo, no todo tuvo un final feliz pues en declaraciones en vivo, Matamoros criticó gravemente a Esteban.

Los hechos

Tras un juicio de tres años, Belen Esteban ganó a Toño Sanchís y ahora este tendrá que pagarle 600.000 euros y, de no hacerlo, la colaboradora de Sálvame amenazó con subastar la vivienda donde Sanchís vivía.

Para celebrar su victoria, Esteban decidió hacer una fiesta por lo grande, sin contar, además, que fue portada de la prensa rosa gracias a estos eventos.

Hasta este momento, todo iba bien, pero Matamoros decidió emitir su opinión al respecto. El colaborador dijo por televisión en vivo que le parecía un acto inmisericorde y nada elegante el hecho de que vaya a realizar una celebración por su victoria sobre Sanchís. Como si esto no fuera suficiente, Matamoros afirmó que Esteban no tiene idea de derecho pues contrario a lo que ella afirma, solo se ha realizado un juicio y hay dos sentencias, no tres. Cuando todos creíamos que sería el fin, Matamoros sacó a relucir el posible acuerdo que la princesa del pueblo tiene con Hacienda pues su deuda, según él, es muy grande.

La respuesta

La reacción de Belén no se hizo esperar y dijo que daba igual la forma en la que él se dirigía a los juicios, ella los había ganado todos, además recalcó que le tenía manía y que no la quería.

Eso explicaba sus duras palabras. Además, aclaró que ella no puede impedir que sus jefes contratasen a un nuevo defensor de la audiencia, pero que si entraba en el show, no le iba a prestar atención, sería como si no estuviese. Asimismo, a modo de burla, aclaró que en su fiesta de celebración iba a poner cualquier cantidad de géneros musicales e iba a bailarlos con gusto. Finalmente, aclaró que no entraría en guerra con Matamoros y le deseó lo mejor en la vida.

¿Qué sucederá ahora con este par? Amanecerá y veremos, pero hay dos cosas seguras: la primera es que Matamoros no está invitado a la fiesta de Esteban y la segunda es que el plató de Sálvame tendrá un futuro lleno de sorpresas.