Definitivamente el idioma del amor es extenso, los enamorados pueden entenderse sin usar ni siquiera una palabra. Algo parecido le sucedió a Violeta de Mujeres y Hombres y Viceversa [VIDEO], quien acudió la cita planeada con Manu.

Pero la seguridad de Violeta se fue a pique después de haber compartido un rato con Manu, un italiano que todavía tiene problemas para hablar correctamente el español. Pero que hace su mayor esfuerzo para comunicarse con la chica. Ya que en las cuestiones del corazón nadie sabe lo que puede pasar.

Manu y su mirada penetrante

Una más de las citas de Violeta y uno de sus pretendientes, otro día que promete inclinar la balanza hacia algunos de sus pretendientes más que a otros.

Esta vez la tronista no tenía el control de la situación, por lo general en sus citas ella es la que acciona primero sin dar oportunidad a sus pretendiente de tomar la iniciativa.

Pero en esta oportunidad Manu no le permitió hacer esa jugada, a lo mejor no fue una decisión del pretendiente pero su personalidad lo llevaba a intimidar a la tronista [VIDEO]. Cosa que fue dicha por ella misma, no era capaz de mantener un rato su mirada ante los ojos de Manu, afirmando a cada momento que la intimidaba.

La cita tuvo lugar en un parque y fue de lo más romántica, Violeta como siempre con sus aires de chica segura y fuerte. Demostraba al pretendiente cuanto le gustaba. La tronista confesó a Manu que durante la emisión del programa no lograba entender muy bien lo que decía, pero ya sabemos que para el amor no hay fronteras ni palabras que eviten demostrar los sentimientos.

Manu y sus promesas

El pretendiente [VIDEO] tiene unas maneras muy particulares de tratar a la chica, en comparación con los otros pretendientes. Ha prometido a la tronista hacer una pizza con su nombre, dijo que la pizza le recordaba a Violeta. Lo que emocionó mucho a la tronista, comentó que era muy romántico mientras le daba uno que otro abrazo y besos en las mejillas.

Prometió a Violeta que nunca le sería infiel, que la respetaría. Luego le plantó un beso de lo más romántico y dulce, pero a su vez con algo de picardía. Esa forma de besar le agradó a la tronista, quien expresó que sus besos eran muy dulces, reconoció que todos los italianos eran muy románticos.

Violeta no pudo dejar de lanzar una amenaza directa a Manu, diciendo que ni se atreviese a engañarla con otra chica pues tendría que correr hasta Italia. Lo que causó mucha gracia a su pretendiente, así termina la cita entre Violeta y Manu. Algo de romance y picardía en un ambiente muy natural y neutral.