Los que venían diciendo que Sálvame tenía que renovarse o morir, parece que están de enhorabuena. Al menos los que lo decían con ganas de que el formato continuase mucho tiempo en antena. Porque si se trataba de volver a la esencia, recuperar viejos enfrentamientos, poner en apuros a Belén Esteban y generar salseo a diario, el programa vespertino de Telecinco lo ha conseguido.

Eso es, al menos, lo que se desprende de las primeras declaraciones [VIDEO]realizadas por el que será, según todos los pronósticos al respecto, el próximo "defensor del espectador" en el programa de corazón decano de la televisión española: Kiko Matamoros.

Belén, humillada en directo por Kiko Matamoros

Porque el gran enemigo durante su última etapa de colaborador de la conocida como la princesa del pueblo, no tiene ninguna intención de limar asperezas con la de San Blas, sino más bien todo lo contrario.

Y es que, tras darse cuenta de en lo que se ha convertido Sálvame, una suerte de paraíso para la rubia más famosa de España, tiene todas las ganas de convertirse en el contrapunta a su poder en su retorno.

Algo que quedaba claro al escucharle en sus primeras declaraciones el micrófono de Sálvame tras su retorno al ruedo de Mediaset España en la tarde de ayer centrando su discurso en la ex mujer de Jesulín de Ubrique. Entre todas sus alusiones a la Esteban, ninguna cargada precisamente de cariño.

De hecho, nada más nombrarla, este ya comenzaba poniendo a Belén a los pies de los caballos riéndose [VIDEO]de su ignorancia jurídica recordándole que, pese a lo que ella viene recordando, no ha tenido tres juicios con su ex representante, sino uno: “Un juicio y dos sentencias. No tiene ni puñetera idea de derecho pues dice estas barbaridades”.

Matamoros no tiene piedad con la Esteban

Tras mofarse de la falta de educación y la incultura en varios aspectos de su ex compañera que lo volverá a ser en cuestión de pocas semanas, Matamoros recordaba que esta, pese a lo que venía vendiendo a los cuatro vientos, seguía manteniendo deudas con el fisco español como la que más: “Ella tiene un acuerdo con Hacienda porque tiene una deuda bastante considerable”.

Como ven, el madrileño vuelve a Sálvame con el látigo cargado y con ganas de descargarlo encima de su gran enemiga mediática. La misma de la que, cada vez que puede, se ríe de su nivel cultura y a la que ya no va a pasar ni una. Su objetivo es que la audiencia conozca la verdadera cara de esta. La que parece todos quieren ocultar menos él.