La cantante Isabel Pantoja demandó por 500.000 euros a Bibiana y Raquel Rodríguez, artistas conocidas como las Mellis, quienes fueron unas de sus mayores defensoras mientras estuvo en prisión, pero desde hace unos meses se han convertido en las detractoras número uno del clan de los Pantoja [VIDEO].

Luego de estar dos años detenida por blanqueo de capitales, Isabel Pantoja se mantuvo en perfil bajo rodeada de familiares y amigos; la tonadillera aparentemente ha querido mantenerse al margen de lo que digan de ella, por eso no pierde tiempo respondiendo públicamente, sino que actúa con los recursos legales.

Pantoja ha llevado a los tribunales a Alberto Isla y Alejandro Albalá, ex de Chabelita [VIDEO], a su ex consuegra Paz Guerra, y posteriormente a la que fuera la niñera del clan Pantoja, Dulce Delapiedra.

Ahora es el turno de las cantantes de flamenco y participantes de “Supervivientes” las mellizas Raquel y Bibiana.

¿Por qué los Pantoja demandan a las Mellis?

El pasado 26 de noviembre, las mellizas participaron en Rastrillo Nuevo Futuro de Madrid, evento que se organiza desde hace más de 40 años para recaudar fondos para niños sin hogares; en ese momento las hermanas declararon que Francisco Rivera, el hijo de Isabel, se le había insinuado a Bibiana y también afirmaron que ellas habían sido testigos cuando Isabel trató mal a la niñera diciéndole: "Como te levantes de aquí, te juro que te arrastro por los pelos escalera abajo".

En ese momento la abogada de la familia Pantoja, Cintia Ruiz, interpuso un reclamo judicial en los juzgados de la Plaza de Castilla por haber dañado el honor de sus representados.

Seis meses después la citación de la medida legal llegó a las hermanas Rodríguez.

Recientemente las Mellis participaron en el programa Socialité de Telecinco y confirmaron, a la presentadora Maria Patiño, que habían recibido un aviso judicial debido a una demanda interpuesta por Isabel Pantoja Martin por haber atentado contra su honor públicamente en programas de televisión y le solicita una indemnización de 250.000 euros a cada una. Las mellizas suponen que la demanda está relaciona con las declaraciones que dieron sobre el trato de la cantante hacia la niñera de sus hijos, Dulce Delapiedra.

Este recurso judicial se suma al de Kiko Rivera, quien también las había demandado, en el Juzgado de Primera Instancia Número 10 de Sevilla, por intromisión ilegítima en su derecho al honor y en la intimidad personal y familiar, por un monto total de 300.000 euros. De ser procedente los dos recursos legales las Mellis deberán cancelar 800.000 euros a los Pantoja.

Las Mellis tienen mucho que contar

Hasta ahora las Mellis manifiestan no tener miedo porque están seguras de que todo lo que han revelado es cierto, porque ellas mismas lo han presenciado y no se arrepienten de haberlo contado.

Para su defensa esperan que Dulce testifique a su favor; sin embargo, aclaran que tal vez no se presente porque ella sigue trabajando para Chabelita. Ambas aseguran que aún tienen mucho que contar.