Sálvame ha invitado al plató a la madre de Alejandro Albalá, Paz Guerra y a la que fuese en su momento niñera de Isa Pantoja, en la actualidad niñera de su hijo. Después de tener un tiempo en el programa, al irse a publicidad las mujeres protagonizaron un fuerte encuentro.

Lydia Lozano acusó a Dulce Delapiedra de haber agredido a Paz Guerra durante los cortes comerciales, de acuerdo con la colaboradora la niñera le levantó la voz y las manos a la madre de Albalá.

¿Quién miente Paz o Dulce?

Mientras que Dulce Delapiedra [VIDEO] es acusada de agredir a la madre de Albalá, Paz Guerra. La niñera se defiende como puede, se dice la victima pues iba al baño y sucede que Marta y su madre la detuvieron en el pasillo.

Alega que le dijeron de todo cuanto pudieron, y ella solo se había defendido de esos malos tratos. La madre de Albalá estaba inmóvil y su rostro era una poesía, su cara indicaba indignación por las palabras que escuchaba decir a Dulce. Por lo que agregó “Dulce, no has dicho ni una sola verdad en esta mesa”.

Mientras que Dulce decía que sabía que ella quería lo mejor para su hijo, pero debía ser consciente y reconocer que Alejandro vivía de Isabel y aparte la trataba mal. Acotó que le levantó la mano ya que Marta y Paz le habían tapado el paso, sin contar que esta le levantó la mano primero. Estos fueron los alegatos dados por la niñera de Isa Pantoja.

Colaboradores desmienten a Dulce

Mientras Dulce Delapiedra se defendió como pudo diciendo que la madre de Albalá y su hermana la atacaron cuando iba camino al baño.

Los colaboradores desmentían sus palabras, Lydia Lozano [VIDEO] comentó que no podía aprovechar la publicidad para agredir a las personas.

Agregó que estuvo muy mal lo que hizo, pero Dulce no dio su brazo a torcer y continuaba diciendo que lo que hizo fue en defensa propia. Nuevamente saltaba Gustavo González pidiendo que dijese la verdad, ya que hasta un testigo había. En este caso hablaba de una de las personas de seguridad del canal.

Curiosidades de Jorge Javier

Al regresar de la pausa el presentador Jorge Javier Vázquez quería disipar las dudas sobre lo que había pasado entre aquellas dos damas, por lo que sus compañeros le explicaron lo acontecido. El colaborador advirtió que deseaba presenciar el problema suscitado y no se percató de esto pues estaba más pen diente de comer chocolate.

Comentario que explicó a manera de romper un poco la tensión que se sentía en el plató, la cual habría de disipar para seguir concentrados en el tema principal