En los últimos días o, mejor dicho, casi siempre, nos encontramos personas haciendo críticas sobre el mundo en el que viven. De la política a la religión, puedes encontrar muchas quejas sobre cada aspecto de la vida en la web, sin embargo, siempre habrá una perspectiva agradable y seres humanos que nos alegren el día. Por lo menos, deberíamos de estar agradecido con que nuestro mundo no esté invadido por Titanes devoradores de hombres, pero, eso no significa que Shingeki no Kyojin [VIDEO] (conocida en inglés como Attack on Titan, en habla hispana como Ataque a los Titanes) no tenga lazos con el mundo real.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

No, parece que la serie post-apocalíptica tiene profundos lazos con el mundo tal como lo conocemos, y Hajime Isayama, el creador de la serie, se refirió a ello en una entrevista reciente.

Su conexión con el mundo real

No hace mucho, Isayama tuvo una entrevista con NHK [VIDEO] en Japón antes del estreno de la tercera temporada de Attack on Titan. El creador nos explica como su educación en Oita, una prefectura de Kyushu, lo inspiró a crear su ahora famosa historia.

Según las traducciones que nos han aportado, Isayama se inspiró a escribir sobre la humanidad cautiva de las murallas desde que creció de manera similar. El artista no tuvo que preocuparse de que los Titanes atacaran su hogar, pero dijo que la cordillera montañosa que rodeaba a Oita lo hacía sentirse muy aislado del mundo. Y, cuando era niño, a menudo se preguntaba si había monstruos merodeando sobre esos picos montañosos (a través de ANN).

¿En que se basó para crear a los Titanes?

En cuanto a los Titanes, Hajime dijo que estas criaturas no son para ser tomados simplemente como monstruos; El artista había esperado que las criaturas representaran la frustración.

Las criaturas sin rumbo, que no pueden ser entendidas por lo que queda de la humanidad, y el creador menciona que han venido a encarnar los desafíos inexplicables que la humanidad tiene que enfrentar en el mundo real.

El artista tropezó con una cierta conexión después de que trabajo en un cibercafé y tuvo que lidiar con algunos clientes que se encontraban perdidos de borrachos, quienes tenían muchas dificultades para conectarse con sus amigos, por lo que, la incapacidad de comunicarse toco una fibra sensible del creador, dando a luz la idea para los Titanes.

Más allá de eso, Isayama admitió que no tenía ninguna agenda o mensaje en particular que quisiera transmitir. En cambio, quiso expresar el enojo crudo de las víctimas de una tragedia y cómo puede llevar a las personas a la agresión.