Para Manu Guix tanto Alfred y Amaia se han tomado su paso por Eurovisión con mucha tranquilidad, aclaró que esa tranquilidad es vista desde lo profesional. Los chicos no han visto el Festival con presión, agregó el pianista.

El compositor ha dicho que ambos estaban trabajando en total normalidad, los ha visto muy colaboradores y hasta ahora no les ve la presión que suelen tener los concursantes. Pensando que este sería la actuación de su vida, por el contrario estaban muy relajados y con buen humor.

Manu Guix y su autoridad con los chicos

El compositor aclaró que su actual trabajo con los cantantes [VIDEO] ya había pasado a otro plano.

Puesto que ya no se trataba de cantar la canción con el piano y hacerle sugerencias, está más que claro que dominan su canción. Ahora lo que hay que hacer es que cada vez que canten lo hagan perfecto y sin errores.

Según Manu Guix ellos tienen todo bajo control, en estos momentos su trabajo se trataba de hacer sentir a los chicos el apoyo que necesitan. Además de sentirse acompañados, comentó que Amaia solía prestar más atención a sus consejos de lo que lo hacía Alfred.

Agregó que estaban encaminados y que los jóvenes se encontraban disfrutando el proceso, aseguró que se lo estaban pasando bien. Advirtió que no había nada que temer pues Amaia y Alfred estaban en calma.

Renacer de Operación Triunfo

Manu Guix dijo no ser seguidor del Festival Eurovisión, pero que está seguro que gracias a la nueva puesta en escena de OT este retomaría el auge que solía tener tiempo atrás.

Por lo que las personas volverían a tener fe en él.

Para el pianista la actuación de Alfred y Amaia desde Operación Triunfo [VIDEO] y ahora en Eurovisión, presenta una nueva puerta para el Reality. Piensa el mismo que había perdido audiencia pero que con esta emisión se logró retomar toda perspectiva.

Recordó que ya quedaba poco para comenzar la siguiente aventura de Operación Triunfo, sería un nuevo reto ya que habría que enfocarse en la búsqueda de nuevos participantes que sepan a lo que van a OT. Pero como le encanta hacer su trabajo, esto no representa un obstáculo en su camino.

Mientras mayores son los retos más emoción decía sentir, acotó que disfrutaba trabajar con los chicos y ellos también disfrutaban de su compañía. Por lo que nunca estaría desenfocado en el tema, para el compositor el trabajo duro pareciese ser divertido.

Imaginamos que la energía que emana de Manu Guix se difunde con naturalidad hacía Alfred y Amaia, personajes que por estar en l situación que están la necesitan en demasía.