Como el resto de trabajadores, cada vez que les expira el contrato, los colaboradores de televisión deben pasar por los despachos para renegociar el nuevo sueldo que garantice al programa que quiere contar con ellos la presencia de ese rostro conocido que, se entiende, el personaje en cuestión transforma en audiencia con cada aparición o testimonio regalado en antena.

Si la televisión es el medio de comunicación que mejor paga, y aquellos formatos que se emiten en directo los que mejor se pagan dentro de la televisión, no es de extrañar que Sálvame, que además es un formato de máximo éxito, sea uno de los espacios que mejor trate a todos y cada uno de los actores que lo hacen posible.

Eso es lo que se desprende de las cantidades publicadas por nuestros compañeros de EsDiario tras las últimas renovaciones a años vista que estos firmaron hace unos cuantos meses.

Jorge Javier, el presentador mejor pagado

Según esta información Jorge Javier Vázquez se embolsa cada año como presentador orquesta de Telecinco la friolera de 3 millones de euros, lo que le convierte en uno de los personajes mejor pagados [VIDEO] de la cadena y de la televisión patria.

Tanto es así que, en comparación con lo que se embolsa su sustituta, Paz Padilla, alrededor de medio millón de euros al año, hablamos de seis veces su salario. No obstante, seguimos en cifras que a buen seguro muchos consideran insultantes para la mayoría de curritos de este país.

Si nos fijamos en lo que ganarían los colaboradores un rostro se erige muy por encima del resto en lo que a ingresos se refiere.

Hablamos, cómo no, de Belén Esteban, de quien este medio asegura percibe un millón de euros anuales a los que añadiría lo que se lleva por cada "Belenazo [VIDEO]" en Sábado Deluxe y que han llegado a cotizarse a 90.000 euros. Una cifra que, ahora, con su personaje cotizando a la baja, parece ya muy lejana.

Los escalones salariales de Sálvame

María Patiño, con un cuarto de millón, Kiko Hernández, con 200.000 euros, la misma cantidad que se lleva Terelu Campos por sus apariciones en la cadena de Fuencarral, integrarían el siguiente escalón salarial del espacio más rosa de la TDT patria.

Ya tras ellos encontramos los 180.000 euros firmados en su último contrato de Mila Ximénez o los 160.000 que se llevaría Lydia Lozano por cada temporada televisiva trabajada. Chelo García-Cortés y Gustavo González y otros habituales cobrarían cantidades sensiblemente inferiores estando eso sí, muy por encima de otros menos fijos como Rafa Mora o Anabel Pantoja, con unos cuantos miles de euros por programa.