El Anime se propaga en Netflix gracias a la intensa transmisión de series originales incluyendo "Devilman Crybaby", dirigida por Masaaki Yuasa, además del ya existente en sus listas. Los televidentes esperan que Netflix rescate la industria del anime. “La audiencia en escala de edades es menor en cuanto a jóvenes, y muy elevada en adultos”, dijo Taito Okiura, director de anime de Netflix Japón.

La producción de anime en Japón

Producciones como “Kimi no na wa” a pesar de su éxito en taquilla no ayudó a realzar el mercado que se encuentra en decadencia. Debido al rápido envejecimiento de la población japonesa con respecto a la tasa de natalidad excesivamente baja.

Por lo que Netflix quiere fortalecer su gama de anime. Netflix, con servicio en más de 190 países, fortalecerá su trato con Japón [VIDEO] para mejorarlo.

En enero Netflix hizo una alianza con las firmas Production IG Inc., y Bones Inc., lo cual entre colegas piensan que será el proyecto de anime [VIDEO] más grande que las tradicionales transmisiones de las películas de cine o las series de televisión ya que Production IG es conocido por su serie televisiva “Ghost in the Shell” y Bones Inc., por “Salmos de los planetas Eureka Seven” están entre los mejores de la nación, y con Netflix planean producir anime para distribución global.

Esperemos resultados contundentes con Netflix

En 2015, Netflix se adentró al mercado japonés del anime y el entonces presidente de la alianza japonesa, Greg Peters se sentía seguro de que la compañía estaba listo para participar con las grandes productoras japonesas, a lo cual 3 años más tarde se ha vuelto realidad, “es importante hacer alianza con las empresas que tienen los creadores más talentosos ya que son muy pocos, así lograremos trabajar de forma constante y tendremos mucho éxito”dijo Okiura.

La producción de una película tarda muchos años así que Netflix tiene previsto comenzar a sacar anime propio junto con sus alianzas después del 2020.

A principios de año, "Devilman Crybaby" se empezó a transmitir a nivel mundial, atrayendo la atención y ganando una reputación en el extranjero por su inigualable producción. Las expectativas ahora son altas para futuras colaboraciones. Los costos de producción se han elevado y la elaboración decaído, según el libro blanco de 2017 sobre contenido digital compilado por la Asociación de Contenidos Digitales de Japón. Con la llegada de Netflix, Japón espera tener una mejora en cuanto a personal, ya que padecía de escasez y sobre todo una ayuda considerable financiera.