A pesar de ser uno de los rostros más famosos de la Televisión y tal y como le sucede a tantos otros famosos, no todo el mundo que sigue a María Patiño sabe mucho de ella.

Desde muy jovencita, que es cuando empezó a meterse en el mundo de la comunicación, ha tratado de llevar su vida privada en el ámbito más exclusivo, hasta el punto que casi nadie sabe de ella más que lo justo. Y es que sabe que en un mundo como en el que vive, si abre un poco la puerta entrarán hasta la cocina, tal y como por otro lado ella trata de hacer cuando se trata de la de los demás.

Algunos, los más fans de la periodista, sabrán ya que su nombre completo es María Patiño Castro, que es natural de Ferrol, en Galicia, y que su edad actual es de 47 años.

Cifra, esta última, que cambiará a uno más el próximo 15 de agosto.

No obstante seguramente casi nadie conozca que la gallega se sacó la carrera en un peculiar centro universitario como lo es el privado CEADE, de donde saltó directamente, como suele pasar en muchos casos con los centros privados, a un buen empleo como lo era la delegación de la agencia de noticias Europa Press en Sevilla.

Era ahí donde comenzaba un periplo por el sur de España que le llevaría a los no menos prestigiosos Canal Sur, Radio Giralda y Diez Minutos, donde conoció a Jorge Javier Vázquez cuando ambos eran todavía unos jóvenes ingenuos y desconocedores de lo que el futuro les depararía.

Fue cuando estaba trabajando en la autonómica andaluza, concretamente en Ven con nosotros, cuando un cazatalentos vio que valía para esto y se la llevó a Antena 3 donde se hizo la animal televisiva que es hoy en día.

El hijo de María Patiño del que nadie sabe nada

Ya en esta fase televisiva fue cuando conoció a Ricardo Rodríguez [VIDEO], el actor y director de cine de reconocido prestigio con quien apenas se ha dejado ver. El deseo de la Pati, que es como le llaman sus más allegados, es el de que no se sepa nada de la pareja.

Ni siquiera muchos de sus fans saben que esta tiene un hijo, Julio [VIDEO], fruto de una relación anterior que tiene diecisiete años.

Sin embargo es Ricardo el hombre más importante de su vida. Tanto, que lleva tatuada una letra "R" en la muñeca derecha en honor a él... que hace juego con la "M" que el porta en la misma muñeca. Amor de verdad.

Las múltiples operaciones de estética de Patiño

Más allá de estos asuntos de su vida privada que María preferiría que no conocieses, lo que más ha tratado de esconder siempre son sus operaciones. Rinoplastia, liftings, mamoplastia y varios estiramientos para parar el tiempo están en su historial médico "top secret".