Vivimos en un mundo lleno de Kardashians [VIDEO]. Así es, cada vez son más las mujeres que muestran un aspecto muy similar al de alguna de las hermanas, especialmente a Kim Kardashian y a Kylie Jenner. Estas dos hermanas son las que se han hecho con el mundo de la Belleza. Sus cuerpos y sus rostros son los más demandados en las consultas de cirugía plástica y así lo han hecho saber los cirujanos plásticos.

Estas hermanas se han hecho muy famosas no solo por el programa que llevan protagonizando desde hace ya 10 años sino, por su imagen de la que han montado todo un imperio.

Muchas mujeres intentan parecerse a ellas

Después de alcanzar tanta popularidad, se han convertido en uno de los mayores referentes de belleza y son imitadas por muchísimas mujeres en todo el mundo.

Los tutoriales de maquillaje que intentan copiar sus estilismo son infinitos y las redes sociales están llenas de chicas que parecen sus clones.

Los cuerpos imposibles llenos de curvas, donde el pecho y los glúteos resaltan del resto de su cuerpo, y la cintura se vuelve lo más diminuta posible a base de operaciones o múltiples fajas que las propias celebrities han ido publicitando, se han convertido en una constante en Instagram. Lo mismo ocurre con sus rostros. En un reciente episodio de Keeping Up With the Kardashians, un cirujano plástico confesó a Kim que la mayoría de las pacientes que atendía le pedían parecerse a ella misma. Este hecho nos ha hecho reflexionar sobre cuáles son los rasgos que buscan cambiar para asemejarse a sus ídolos.

Los cirujanos han denominado a este fenómeno la 'cara de reality'

Después de muchísimas intervenciones, los médicos han otorgado a este fenómeno el nombre de 'cara de reality' cuyas principales características son: una frente despejada, unas cejas gruesas y bien definidas, unos labios muy carnosos y voluminosos, un mentón definido y una piel sin ningún tipo de arrugas.

Lo cierto es que, estas son las características que presentan las caras de las hermanas kardashian-Jenner. Pero alguno de estos aspectos, tampoco les han venido dados a ellas por naturaleza. Aunque muchas de ellas no lo hayan confesado abiertamente, algunos de sus rasgos más característicos han sido obra del bisturí. El caso más drástico es el de la pequeña de la familia, Kylie Jenner, la cual se ha realizado múltiples intervenciones para conseguir el aspecto que la ha hecho famosa. Ni los labios, ni el mentón definido, ni los pechos y el trasero vinieron con ella de fábrica, todo ha sido un proceso de transformación que la ha convertido en un ejemplo a seguir.

Kim, por su parte, siempre ha presumido de no haberse realizado ningún tipo de intervención, pero todos hemos visto como sus labios han aumentado y el tema de sus glúteos siempre ha estado en boca de de todos. Lo mismo pasa con Khloé [VIDEO]por los mismos aspectos. No obstante, es curioso observar el éxito que tiene este tipo de cuerpos y rostros que son tan difíciles de conseguir de una forma natural.