Ayer soltaba la supuesta “bomba” en Sálvame, asegurando que Alejandro Albalá iba a dejar en directo a Sofía durante la emisión de #Supervivientes: Tierra de nadie.

Kiko Hernández, apodado el "bombitas" y como siempre sus bombas más o menos falsas, la mayoría de las veces de una falsedad que tendría que hacerle enrojecer, pero para eso le falta empatía y profesionalidad.

Alejandro no deja a Sofía de momento

De nuevo Kiko Hernández ha oído campanas pero no sabe dónde y por eso su información es, según contaba ayer mismo el paparazzo y colaborador de Cazamariposas Jordi Martín, incompleta o más bien alejada de la realidad.

Jordi ha estado durante 48 horas junto a Alejandro una vez acabó Conexión Honduras y asegura que la realidad es que lo que dirá el novio de Sofía esta noche es que deja de ser su defensor.

Llamadle tonto, pero de tonto tiene lo justo. Se trata de alargar el tirón mediático todo lo que se pueda, por un lado y facturar lo máximo posible por otro. Recordemos que los defensores no cobran, pero si que cobran los colaboradores que es en lo que él quiere convertirse.

El numerito del jueves

Puede que Alejandro no sea muy avispado, pero sin duda tiene un representante que sí lo es, el numerito de jueves lo prueba y fue además la antesala de la declaración de hoy.

Sofía se despachaba a gusto diciendo que su cuerpo se anima cuando ve a Logan y que quiere abrazarlo y besarlo, eso unido a su monólogo con Alberto, asegurándole que Alejandro le ponía ojitos a Chabelita y otras cuantas lindezas más.

Una provocación en toda regla a la que por suerte el sevillano, aunque le duele, prefiere no entrar el trapo.

Y que podía hacer Alejandro, pues poner cara de circunstancias y salir del plató, aunque no tardó ni quince minutos en volver, asegurando su cansancio al tener que defender lo indefendible. El camino para lo de esta noche ya estaba allanado.

A Alejandro y siempre según Jordi Martin, le llamó Maite Galdeano, nada más y nada menos que a las cuatro de la madrugada del pasado domingo para pedirle perdón, diciéndole que era el mejor yerno que había tenido. Qué bonito todo y que edificante.

Las encuestas dan por expulsada a Sofía

La navarra está repitiendo el mismo comportamiento que la llevó a ser ganadora en GH 16, lanzarse a los brazos del primero que se fija en ella y hacerse la víctima de un amor imposible, tirándose a la yugular de toda fémina que pueda hacerle sombra.

Lo que no ha tenido en cuenta es que si ganó en aquella ocasión, fue más porque todo el mundo la compadecía por tener que aguantar a su progenitora y haber sido criada por ella. Indigna recordar los “consejos” que le daba Maite Galdeano, que más parecían los de una madame de prostíbulo a una de sus trabajadoras, que los de una amante madre a su hija.

Hay un vídeo que puede que veamos esta noche, en el que después de hablar tras la valla con Logan, Sofía le dice a María Lapiedra que Romina está reventada [VIDEO], que la mira mal y que le tiene envidia, tal es su convencimiento de que tiene al chico rendido a sus pies, cuando parece que la realidad es otra.

Vamos a ver cómo está pasando estos días en El Mirador con Melissa y Saray [VIDEO], o se han hecho grandes amigas o han volado los cuchillos. Haced vuestras apuestas.

En Sálvame siguen insistiendo en que Alejandro le dará puerta, claro que ya sabemos que por la audiencia todo vale y Supervivientes: en Tierra de nadie, lo tiene hoy complicado ya que hay partido antes del programa y vende más la posibilidad de verle decir “Bye, bye” a que diga “yo sigo”. Por supuesto mañana, más. #Televisión #Reality