Puede que #Sálvame sea un programa que todo lo organiza a su antojo, así como pasa con los rompecabezas. Donde siempre hay que conectar una pieza que encaje con la otra, al terminar queda la satisfacción de haber llegado hasta el final y terminar el juego. Para Sálvame [VIDEO] es algo parecido cuando encuentra un tema de que hablar.

Pues obtiene la popularidad requerida para mantenerse en pie frente a sus competencia televisiva. Puede que suene frio pero así es el sistema de negocios de los medios. Más para sus colaboradores no es igual, ya que ellos son seres humanos comunes y corrientes. Que sufren y padecen como cualquiera sin importar lo famosos o exitosos que sean.

Así lo dejan entrever en cada emisión los colaboradores de Sálvame en las intervenciones dadas a cada tema debatido. Exponen sus emociones sin reservas, algo admirable para los trabajadores de la tv. Muestran molestia, alegría, sensibilidad y apoyo a diferentes temas sean relacionados con compañeros o no.

Una de las colaboradoras que menos pena tiene de demostrar sus emociones en el plato es Belén Esteban bien conocida por todos, pero ahora se le suma María #Patiño. Quien desde enterarse de todo el tema relacionado con #Gustavo González ha aflorado sus sentimientos muy liberalmente.

María Patiño se destapa emocionalmente

La colaboradora comenta discute junto sus compañeros de plato el Polideluxe de Gustavo González. María Patiño dice a Paz Padilla que se le preguntó al paparazzi si estaba decepcionado de María Patiño a lo que este respondió que no, pero resulta que el polígrafo dijo que mentía.

La colaboradora cree que esto viene dado por las tantas veces que ella se refirió a Gustavo como mentiroso y al parecer le dolió mucho al colaborador. María Patiño [VIDEO] decide abrirse en el programa diciendo a Gustavo que se ha sentido decepcionada de Gustavo.

Aclara que hasta ha presumido con los demás acerca de la conducta de Gustavo pues para ella de los cinco compañeros de plato él es el más noble, detallista y muy cercano, ya que siempre le ha preguntado por sus familiares allegados. También alega que algunos compañeros han querido preguntar o curiosear la vida del paparazzi y ella ha sido muy leal y no ha contado nada.

María Patiño expone en el plato que se siente muy decepcionada de este porque se ha enterado en estos últimos quince días de cosas que donde Gustavo no ha dicho la verdad y le ha mentido. Vuelve la cara a Gustavo y le dice que su decepción con él no tiene nada que ver con su relación con María Lapiedra sino por su actitud.

Agrega que si él está dispuesto podrían resolver sus diferencias fuera del plato y conversar de todo lo ocurrido y está segura de que la misma mejorara después de hablar y aclarar sus desavenencias.