El Deluxe siempre se ha caracterizado por la crudeza de sus preguntas y confrontaciones. Ante toda la polémica generada en torno a la relación sentimental de Gustavo González y María Lapiedra han agudizado sus acciones.

Una de ellas es la famosa prueba del polígrafo que se hizo en el programa para ahondar en la intimidad de los colaboradores. En la misma podemos ver que las respuestas de Lapiedra causan furor tanto en el público como en los colaboradores. Inclusive arrojan lo equivocados que están algunos de ellos con respecto a su conocimiento del área de pareja.

Este es el caso de María Patiño, quién demuestra su inocencia ante el tema al desvelar una opinión particular sobre las relaciones extramatrimoniales.

Cosa que parece que asombró a los colaboradores, al parecer nadie esperaba una respuesta de este tipo por parte de Patiño. Pues todos son adultos y conocedores del tema de la intimidad.

Intimidades y opiniones

Una de las sesiones del Deluxe [VIDEO] dedicada a la intimidad de María Lapiedra hace que su presentador, Jorge Javier Vázquez escudriñé en la relación pre matrimonial de la colaboradora. Dado el momento el presentador pregunta si habían mantenido relaciones íntimas con más una persona al mismo tiempo, entre risas Belén Esteban responde que ella había hecho un quintío.

A lo que uno de los colaboradores contesta que eso ya es un desenfreno carnal, en eso todos sin excepción ríen. Pero el chiste no quedo allí pues la Esteban acota que eso era como el quinto de la pedrea de navidad.

Pero María Patiño intervino diciendo que para que fuese un desenfreno deberían participar 9 personas.

Jorge Javier Vázquez [VIDEO] sin poder contener la risa pregunta que porque ese número, a lo que Patiño alega que qué desde niña eso se le quedo grabado, esa era la información que ella manejaba. Aun riendo los colaboradores le preguntan que la convivencia entre 4,5,6,7 y 8 personas entonces que era. Sin más la colaboradora contesta que antes eso era una cosa de grupo.

Las risas formaron parte del programa un largo rato. Pero lo que si era increíble de creer era el rostro de María Patiño cuando se hablaba de las relaciones extramatrimoniales donde participan más de dos personas. Nadie imaginaba que ella no manejaba los términos y mucho menos que podía existir un adulto con tanta inocencia e ingenuidad juntas.

La vergüenza que le daba hablar del tema se le salía por los poros, tanto así que aseguró que sudaba porque le daba mucha pena conversar acerca de estas cosas. Definitivamente la colaboradora sorprende cada vez más con sus participaciones en el programa y demuestra su calidez.