Visitó ayer Paz Padilla a su gran amigo Pablo Motos en "El Hormiguero”, el programa que presenta en Antena 3, la “cadena triste” para la corrala de “Sálvame” y con la confianza volvió a arremeter contra diferentes colectivos, con unos digamos ‘chistes’ o sucedidos de bastante mal gusto.

En “Sálvame [VIDEO]” la hemos visto haciendo mofa de la Iglesia de una forma vergonzosa, asombrada porque los negros sean trabajadores y buenas personas y mostrando su amor por ellos haciéndose fotos con su asistenta africana mientras esta le sirve un té. Lo del hormiguero ya no sabemos cómo clasificarlo.

¿Humor chino?

Este pasado año, la humorista y presentadora visitaba china y a propósito de ello parece ser que los ciudadanos de ese país le han parecido de lo más graciosos y así contaba que los chinos andan muy rápido y que son todos iguales por lo que si pasa algo no los distingues.

No contenta con ello seguía haciendo ‘humor’: “Cuando entras en los lavabos también te dicen que no te pares y tienes que hacer tus necesidades en público. Ellas no se agachan porque como todo lo tienen igual que los ojitos...”. Lo que soltó a continuación hablando de defecaciones, partes íntimas y fotografías es tan vergonzoso que no queremos reproducirlo aquí.

¿Es tan grande su estulticia e incultura que no se entera de que hay un gran colectivo de ciudadanos chinos en España? ¿Le gustaría ese tipo de chistes en relación a su lugar de nacimiento o a su forma de hablar?

La aventura africana con Jesús Calleja

Y vuelta a tocar el tema ‘negro’ (no se cansa esta mujer) a costa de su estancia en la república africana de Benín. Explicaba que las 'santeras' le tocaban los senos siliconados e incluso se jactaba de lo que le habían costado y hacía constar que ellas los tenían "como calcetines llenos de arena".

Aquí me vienen a la memoria dos conocidos refranes que definen muy bien la idiosincrasia de la presentadora y actriz. Nuestro sabio refranero nunca falla. Sí diré que a quien veía soltando estas majaderías era a la que cada día es más su alter ego “La Chusa” de la exitosa serie “La que se avecina”. Ayer parecía que el personaje se había comido a Paz Padilla.

Su etapa como ¿Enfermera?

Nos ha vendido que ha sido enfermera en su Cádiz natal antes de dedicarse profesionalmente al humor y a la interpretación, algo que ha sido cuestionado muchas veces por la audiencia en vista de sus meteduras de pata cuando de cuestiones de salud se habla.

Sea como fuere, ayer les tocaba también a los funcionarios y soltaba esto: “Yo iba al hospital y me recorría todos los departamentos contando chistes. Quería ser funcionaria para tener un mes de vacaciones y las navidades”.

¿Qué pasa en Cádiz? ¿No tienen las enfermeras vacaciones? ¿Hay que ser funcionaria? Lo de las navidades sabemos que este colectivo como tantos otros se rige por ‘turnos’.

El comentario ni lo entendemos ni creemos que al sufrido colectivo de funcionarios sanitarios le haya hecho ninguna gracia.

Un comentario desafortunado

El remate a tal sarta de disparates que darán para mucho en redes sociales, fue cuando contó que en "La que se avecina" tuvo que dar un beso en la boca a una compañera. “Me tiré cinco días sin comer. Me dio fatiga, no por nada, pero no podía con ello”.

¿Era necesario el comentario, que por otro lado indica falta de profesionalidad? ¿Necesita Padilla reivindicar su condición ‘hetero’? Tal vez por eso es por lo que se lanza en brazos de todo ‘macho’ que aparece en “Sálvame” a veces rozando el acoso. Recordemos sus episodios con Marco Ferri, bragazo incluido.

Paz Padilla [VIDEO]puede ser divertida, tierna, incluso conmovedora, como cuando explica las carencias de su niñez, pero ayer viéndola en "El Hormiguero” daba vergüenza ajena.

Y por cierto, ¿Otra que ve peligrar su puesto y por eso se postula? O ¿Cómo entendemos que le dijese a Pablo Motos que: "Dónde estés yo iré, sea en la cadena que sea, quiero que cuentes conmigo".