Los finales pueden dilatarse mucho en el tiempo pero si algo está claro en la vida es que todo lo que tiene un inicio tiene un final. En televisión eso lo marcan las audiencias. La única verdad tomada como absoluta por los Consejos de Administración de los entes audiovisuales y que llevan poniendo y quitando espacios en antena desde que se produjo la primera emisión en la pequeña pantalla.

Pues bien, después de tocar la década de emisiones diarias más la versión Deluxe de los fines de semana, el programa de corazón decano de a la televisión española, #Sálvame, está a punto de agonizar.

Después de haber liderado su franja horaria con puño de hierro desde que comenzase el programa que vino a sustituir a Aquí hay tomate en las tardes de #Telecinco, Sálvame ha perdido su trono cediendo la primera posición de los programas más vistos al espacio que la máxima competencia emite a esa misma hora.

Hablamos de Ahora Caigo, quien tras varias temporadas en antena, y cuando algunos lo daban por amortizado, se ha erigido como la mejor opción para desbancar de lo que parecía un altar con nombre propio al espacio que dirige Jorge Javier Vázquez.

Lo hacía por primera vez en esta misma semana que dejamos atrás firmando un 15,4 por ciento, por el 14,9 que sellaba el hasta ahora intocable formato dedicado al análisis de la crónica social patria.

Siete años después de su estreno en antena ha conseguido incrementar en un punto y medio su "share", lo que unido a la debacle de Sálvame, que ha pasado en ese mismo periodo de tiempo de sobrepasar el 24% a perder diez puntos, deja herido de muerte al que venía siendo uno de los buques insignia de Mediaset España.

Y decimos venía siendo porque parece muy probable que, si de aquí a final de temporada, es decir, de aquí a verano, no consigue recuperar el liderato y sigue perdiendo décima a décima comba con Antena 3 se opte por acabar con el programa a expensas de introducir uno nuevo [VIDEO] que genere nuevas expectativas.

Vídeos destacados del día

El fin de Sálvame, más cerca que nunca

Algo de lo que ya se ha venido hablando en Telecinco donde se ha filtrado que si los números no acompañan a Sálvame el programa se podría acabar tal y como lo conocemos para poner en su lugar un nuevo espacio [VIDEO] rosa de guante blanco, mucho menos follonero y en el que, tras unos cuantos cambios, se optase por una nueva forma de hacer "corazón".

De seguir así lo que parecía un proyecto de futuro se tendrá que acelerar. El final de Sálvame está más cerca que nunca.