El Rey Felipe VI ha vuelto al ojo del huracán tras un largo tiempo generando enorme controversia allá por donde va. El monarca, que ha vivido sus días de reinado más convulsos desde el pasado mes de octubre, cuando estallaba la crisis independentista, se va a volver a ver las caras con el nacionalismo el próximo día 25 de febrero en Barcelona. Aunque la relación del Jefe de Estado con Cataluña ya se ha visto agraviada en otras ocasiones, la más sonada cuando lo declararon persona 'non grata' en la ciudad de Girona únicamente con la abstención del PSC y más tarde, cuando sufrió numerosos abucheos durante el homenaje a pie de calle que se hizo a las víctimas de los atentados terroristas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Casa Real

Un duro trance, pero no el último a juzgar [VIDEO]por lo que le tienen [VIDEO]preparado los independentistas para el Rey a su regreso a Cataluña.

Los activistas por la independencia animan a recibir a Felipe VI

Con motivo de uno de los eventos más importantes a nivel mundial, el Mobile Word Congress, dedicado a lo último en telefonía móvil y alta tecnología y celebrado entre los días 26 de febrero y 1 de marzo, los independentistas han planeado un "recibimiento" al monarca que no gustará para nada a nuestro Jefe de Estado.

Sin duda, el cabecilla de esta movilización es el catalán Mark Serra, muy conocido en redes sociales, las mismas a través de las cuales anima a que se rodee el Palau de la Música, donde acudirá Felipe VI el próximo 25 de febrero para demostrar su rechazo a la figura del monarca.

La primera visita del monarca tras el referéndum del 1-O, cargada de polémica

La movilización, tiene como finalidad que el Jefe de Estado "no sea bienvenido en la República" y además, es tildado de "violento". No obstante, Mark Serra no es el único activista que está intentando movilizar al Independentismo para acudir el día 25 a recibir a Felipe VI, pues también lo ha hecho los Comités de Defensa para la República, quienes tienen planeado rodear el Palau de amarillo y de este modo, mostrar el rechazo a la figura del monarca y pedir la libertad de los presos políticos.

De esta forma, no queda ninguna duda que Felipe VI tendrá que acudir al Mobile Word Congress con un equipo de guardaespaldas amplio a juzgar por la movilización que podría tener lugar durante el 25 de febrero, donde incluso se han hecho carteles con el rostro del monarca donde se puede leer: "En Cataluña no se te ha perdido nada, vuelve cuando el presidente de nuestra República te invite".