Wyoming, el gran showman de La Sexta, ha sido muy criticado, en su programa El Intermedio, en la última emisión, el presentador celebró por lo alto de que las azafatas de la Fórmula 1 van a ser suprimidas y criticó muy duramente el papel que han desempeñado las mujeres a lo largo de la historia en los premios del deporte.

Su compañera de programa Sandra Sabatés y él recordaron que en estos premios las mujeres siempre se vestían con ropa muy ceñida dejando casi nada a la imaginación y que ésto era considerado muy sexista y denigrante para ellas.

Wyoming afirmó que existían muñecas Barbies que tenían mayores responsabilidades que las azafatas de la la Fórmula 1 y que por fin se había cumplido algo por lo que tanto se había luchado y que a partir de ahora la única forma en la que se podría ver una mujer en la Fórmula 1 iba a ser compitiendo.

Una soberana lección en COPE

Fuentes de Periodista Digital califican este alegato como algo muy bueno, si no hubiera provenido de la cadena de la que vino, laSexta. Ya que este canal por excelencia es el canal en dónde más hipócrita resulta hablar de este tema, ya que la conocida colaboradora de Zapeando, Cristina Pedroche ha salido en varias ocasiones dando las campanadas llena de transparencias [VIDEO] y con unos vestidos que ya son tradición y aquí nadie se queja y nunca ha aparecido cosificacion de nada.

En estos últimos años Cristina Pedroche ha sido un reclamo muy grande para La Sexta, ya que la noche del 31 de diciembre siempre paseaba sus vestidos en dónde se desataba una grandísima polémica por su vestuario, algo que ella convirtió en un alegato feminista todo lo contrario a lo que han hecho las azafatas de la Fórmula 1.

Cristina Pedroche decía orgullosa que ella vestía como le daba la gana.

La rabia en Twitter no tardó en desatarse y sobre todo por la hipocresía del gran showman de La Sexta, así que una azafata se encargó de darle una lección a Wyoming. La entrevista que concedió Carmen Muñoz para la COPE fue un lugar espléndido para el debate sobre la decisión que se había tomado para prescindir de las azafatas en el mundo del deporte.

La modelo y actriz afirmaba que nunca se había sentido como una cosa en los circuitos, que más aún lo había sentido en la calle ya que allí siempre las habían tratado de maravilla. Carmen Muñoz continua afirmando que se podía ser feminista y azafata a la vez y que creía que la Fórmula 1 a las azafatas las habían apartado [VIDEO] porque ya no interesaban. Hoy las mujeres tienen voz y voto.