Belén Esteban no se puede librar de la polémica ni de ser el centro de atención, incluso cuando no es ella quien se sienta a narrar pasajes de su vida en alguno de los programas en los que colabora, sino otros invitados por muy lejanos que parezcan a su entorno habitual.

Eso es lo que sucedía en la última emisión del Sábado Deluxe en el que la diseñadora de moda de Ágatha Ruíz de la Prada se sentaba en el sillón para someterse ante un tercer grado ante Jorge Javier Vázquez que, lejos de convertirse en un pastiche insulso del que poco habría que sacar, acabó teniendo miga. Mucha miga.

Y es que en un momento dado, y después de dejar clara la buena relación que esta tenía -y sigue teniendo- con la conocida como la Princesa del pueblo, narró un pasaje de lo más surrealista que se produjo durante un vuelo en el que coincidieron tanto el que fuera su marido, Pedro J. Ramírez, como ella y Belén Esteban, además de un Felipe González que no se encontraba lejos de ellos.

Después de que en un momento dado el que fuera director de El Mundo asegurara públicamente que no tenía ni idea de quién era Belén Esteban, y de que esta le recriminara esas declaraciones en privado dado que le había comentado en alguna ocasión que la hija de esta había lucido zapatos [VIDEO] diseñados por ella, al encontrarse los tres en un pequeño habitáculo Ágatha consideró que era el momento de que se disculpara.

Así fue como se lo planteó a su marido, indicándole que tenía muy cerca a la ex mujer de Jesulín de Ubrique y que sería un buen momento para disculparse por aquellas desafortunadas declaraciones. Sin embargo, el director de El Español rehusó obedecer a su ya ex mujer y siguió inmiscuido en sus asuntos.

Fue entonces cuando, con el que fuera el primer presidente del gobierno del PSOE mirando, esta abandonó su asiento y se dirigió a la de San Blas para pedirle disculpas en nombre de su marido.

Algo que, al parecer, esta habría agradecido. Desde entonces, y aunque haya sido mínimo, el vínculo entre ambas [VIDEO] se estrechaba.

El insulto a Pedro J. en presencia de Belén Esteban

Lejos de dejar el asunto ahí, esta comentó que no entendió nunca por qué mintió su marido al asegurar que no la conocía cuando no era verdad. Sobre este asunto espetó un contundente "no conocer quien es Belén Esteban". "Hay que ser Hijo de p...", sorprendida de que un director de periódico no sepa quién es un personaje tan en boga de todo el mundo en la calle. Parece que alrededor de Belén siempre hay lío.